TUNARTE

Donde la cultura nace de la propia vidad

Etiqueta: Yanetsy Palomares Pérez

Creadores tuneros intervienen en el evento Décima al Filo

Las Tunas.- Con sede en el municipio de Guáimaro, Camagüey, se desarrolla el XVII Encuentro Décima al Filo, presidido por la tunera Odalys Leyva Rosabal, con la oportunidad del intercambio presencial tras varias ediciones virtuales por la incidencia de la covid-19.

La escritora y miembro del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en este territorio, refiere que cuentan con participantes de varias provincias con una destacada labor desde la espinela; sobresale por Las Tunas la intervención de los creadores Marina Lourdes Jacobo, Carlos Esquivel, Yuslenis Molina y el proyecto comunitario Raíces de San José, con el acompañamiento del Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativa Comunitaria (Cieric).

En esta edición, la cita está dedicada a los escritores y promotores de la décima Martha Rosa Fernández y Alejandro González Bermúdez, con momentos para foros, exposiciones bibliográficas, lecturas con varios ganadores del Premio Cucalambé en Décima Escrita y conferencias acerca de tradiciones culturales que distinguen a ciertas regiones del país.

Convocan al encuentro la casa de cultura Luz Palomares García y el grupo Décima al Filo, con el coauspicio del Centro Provincial del Libro y la Literatura de Camagüey y la Uneac en el Balcón de Oriente.

Cinemazul devuelve los encantos de la apreciación cinematográfica a Las Tunas

Las Tunas.- El Séptimo Arte vuelve a fijar la senda en Las Tunas durante el mes de octubre para, a través del Festival de Apreciación Cinematográfica Cinemazul, reavivar la magia de las salas oscuras con nuevas miradas a filmes clásicos y la minuciosa comprensión de otros con códigos más modernos.

El evento llega junto a la Jornada por la Cultura Cubana, dedicado a grandes figuras del cine universal que permite a los cineclubistas el análisis de cintas como La espuma de los días, Kramer vs. Kramer, Los puentes de Madison y Yuli, para desde sus conocimientos señalar particularidades de la trama y aspectos técnicos que guíen el debate.
Esta entrega potencia los cinedebates en instituciones culturales, educativas, de la salud, en comunidades y en hogares de varios municipios de la provincia, el desarrollo del taller infantil Los mil Elpidios, en la escuela primaria República de Chile y la presentación del guiñol Los Zahoríes, en la sala de video de Buena Vista.
Sobresale la actividad Clip: Video! (Tu Mirada) en la sede de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) como homenaje a Renael González y a la organización en su aniversario 36; y con la presencia del escritor Argel Fernández compartieron sobre el video clip hecho en Las Tunas y lanzaron la convocatoria al Primer Encuentro de Jóvenes Realizadores Tu Mirada, que se realizará durante la próxima edición del Cinemazul.
El Festival concluirá con la entrega del Premio Ola al mejor participante, así como cuantas menciones determine el jurado y galardones colaterales, con la incitación a hacer de este ejercicio una práctica cotidiana que aporta al enriquecimiento cultural y estético de cada persona implicada.

Leonor Pérez Hinojosa comparte el Puro Cuento desde Costa Rica (+post)

 La actriz tunera Leonor Pérez Hinojosa participa hasta el 20 de septiembre en el Festival Internacional Puro cuento que se desarrolla en Costa Rica, en representación de Cuba y del Guiñol Los Zahoríes, agrupación a la que pertenece.

Es un festival de historias, de leyendas, de tradiciones –comenta la joven-, donde interviene con dos espectáculos: Vuela pena, para el público adulto, y el infantil Cuenta clown, con títeres, juegos, canciones, manteniendo su estética de trabajo en la isla.


“Tuve el placer de presentar el espectáculo en un lugar llamado Heredia, con la bandera cubana como parte de la escenografía, fue muy bien acogido, gustó muchísimo porque las historias que me traje para acá son historias reales, son historias sobre el maltrato al adulto mayor, sobre la diversidad de género, historias que hablan de traición, de amor, es una manera de que queden en la memoria de quienes las escuchan, que pueden aportar a ayudar en algo”, declara a 26 desde las redes sociales en medio del traslado de un sitio a otro que le permite compartir con muchos creadores entregados.


“Ese es mi objetivo, un espectáculo donde combino cada historia con canciones de Carlos Varela, que me apoyan los mensajes que quiero transmitir en cada una de las historias. Está hecho con adaptaciones mías pero también de escritoras tuneros como Lucy Maestre y Saimy K Torres, tengo tres de ellas, quienes me las regalaron para que las usara, me dijeron hazlas tuyas y traté de defenderlas lo mejor que pude”.


Múltiples espacios han sorprendido a Leonor con la oportunidad de reinventarse, quien ha crecido mucho desde la niña que acompañaba a su madre Verónica Hinojosa en cada presentación para calentar su luneta en el teatro, al tiempo que se alimentaba de mil historias y formas de contar.


“He tenido actuaciones en restaurantes, teatros, cines, también tuve la posibilidad de ser la presentadora de un espectáculo importantísimo, donde había participación de uno de los narradores cubanos, donde se iban a presentar y vender los libros de Hernán Casciari, un escritor argentino con una trayectoria magnífica, y ahí estuvimos. Vi otra manera de contar, otra manera de hacer, otra estética”.


Refiere que el público es impresionante, muy agradecido de que les lleven algo de las tradiciones nuestras: “Escuchar el acento cubano para ellos es algo hermosísimo, las palabras que tenemos nosotros, los dicharachos.


“También tuve la oportunidad de trabajar en una escuelita de niños emigrantes, es muy bonito porque son muchas culturas en un solo centro, y allí ellos te aceptan y te hacen parte de la familia. Allí estuve con mis títeres, con mis canciones, con mis juegos, y fue muy bonito porque al terminar la función varios niños llegaron hasta nosotros, y en mi caso que fui la única que trabajé me abrazaron, me dieron besitos, y hasta me hicieron llorar.


“Y es hermoso, poder salir y encontrarnos con otro público, es como un termómetro para saber si lo estás haciendo bien y tomar experiencia de todos los participantes que están aquí en este festival porque siempre que puedan hacerte crecer, ayudarte a mejorar tu línea de trabajo, bienvenido sea”.


Los miedos a la primera vez también asaltan en otras latitudes, allí el artista reconoce que siempre debe estar preparado, listo para transformarse en otro ser, conectar con el que observa y lograr transmitirle esas sensaciones que fue a buscar.
“Uno de los retos que he tenido que enfrentar aquí ha sido el contar historias de terror, historias místicas, tuve una presentación en un restaurante que tiene todo un escenario y las personas acostumbran llegar ahí.


“Es muy bonito ver cómo los costarricenses pagan para ir a ver los espectáculos, se hace toda una promoción, una campaña publicitaria maravillosa y ellos pagan y buscan a los artistas. De hecho en este restaurante el precio de la entrada era un kilo de material reciclable, y el evento tiene como objetivo eso, no desechar nada.


“Para mí fue un reto porque en la vida había contado cuentos místicos, es decir, tenía como parte de mi repertorio pero no acostumbro a hacerlo porque en Cuba no es algo común. Pero lo hice, fue un reto porque a veces lo que menos nos gusta hacer es con lo que más tratamos de entregarnos, y gustó muchísimo. Ya sé que debo estar preparada”.


El Puro cuento se realiza en Costa Rica desde el 2002, visitando en estos años las siete principales ciudades del país. En esta edición la temática central es el cuidado del medio ambiente con actividades como la siembra y mantenimiento de mil árboles en la zona de Cartago.

Tiro al blanco desde la plástica en Las Tunas

Las Tunas.- La suerte de combinar estilos, perspectivas y experiencias de vida diversas la tiene la exposición colectiva abierta en la galería La Jungla del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), a propósito del aniversario 61 de la organización.

Tiro al blanco, título de la muestra, resulta una amalgama de visiones sociales, representativa del mismo sincretismo que caracteriza a la cultura cubana, y más allá de visiones individuales anuncia el crecimiento personal y estético de un grupo que ha crecido a su amparo.

Con la curaduría de Leonardo Fuentes Caballín, presidente de la Filial de Artes Plásticas, reúne también una representación de jóvenes creadores como Luis Antonio González Rodríguez -ganador del recién finalizado Salón Guernica de la Asociación Hermanos Saíz (AHS)-, aspirantes a ingresar en la Uneac y quienes mantienen un vínculo estrecho en eventos de este perfil que promueve a lo largo del año.

Entre lo abstracto y lo figurativo se mueve la propuesta, en la que hay composiciones que requieren de cierto grado de conexión con el espectador para mover significados y propósitos discursivos, donde forma, color y soporte adquieren nuevos valores en un tiempo que para todos anuncia búsquedas, tanto desde la materia prima como por el destino final de las piezas.

Nombres imprescindibles están aquí, como Alexander Lecusay, Eliades Ávalo, Leonardo Fuentes, Gustavo Polanco, Rogelio Ricardo, Jesús Vega Faura y Alexis Roselló, quienes han escrito literal y espiritualmente la historia de la Unión y de sus salones en Las Tunas.

El poder rehabilitador del arte: rompiendo prisiones

Las Tunas.- Hasta cuatro centros penitenciarios llegó en el mes de agosto la gira de prisiones, actividad resultante del convenio entre Cultura y el Ministerio del Interior (Minint), que tiene como propósito la educación de los reclusos gracias al poder transformador del arte, pero que también influye en los creadores y su crecimiento como seres humanos.

En esta oportunidad la experiencia integró a artistas del catálogo de la empresa de la música y los espectáculos Barbarito Diez con el movimiento de aficionados del Sistema de Casas de Cultura y de los propios centros penitenciarios, en un espectáculo que rompió con la tradición de solo llevar formatos pequeños, compuestos por un trovador, solistas y humoristas.

La presentación fue el 23 de agosto en la prisión de mujeres y luego se repuso como cierre del verano bajo la dirección artística de Orlando Matos. Allí estuvieron la compañía de danza Cueybá, los intérpretes José Fidel Sánchez, Yaniuska Hernández, Jorge Orlando Delgado y Frank Batista Sedeño, además de los aficionados de las casas de cultura Tomasa Varona, de la ciudad de Las Tunas, y Anita Cruz, de Bartle.

Tatiana Figueredo, especialista en programas culturales de la Dirección municipal de cultura en Las Tunas

Tatiana Figueredo, especialista en Programas Culturales de la Dirección Municipal de Cultura en Las Tunas, asegura que esto es el resultado de una labor de todo el año, pues mediante la relación directa con los jefes de Tratamiento Educativo de los internos, los instructores ingresan para enseñar las diferentes manifestaciones, usualmente dos veces por mes desde septiembre, a manera del cronograma del curso escolar, pues existen convenios además, con Educación y el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder).

En la relación se encuentran las instalaciones de Veguita, la Prisión Provincial, Becerra y Potosí, donde se efectúan igualmente festivales a lo largo del calendario, para en agosto resumir el progreso de los internos desde las artes en unión con los que llegan hasta ellos, para coexistir sobre el escenario en una muestra de crecimiento artístico, personal y humano que inunda a todos los implicados.

De fiesta con mi gente fue el título con el que se expandió la presencia de talento con varios grados de desempeño, pero que descubre la posibilidad para de alguna manera romper las prisiones autoimpuestas más allá de los cercos físicos que deben rehabilitarlos.

El solista Jorge Orlando Delgado Costa comenta que la experiencia “marca una posibilidad de llevar el arte a estas personas que están carentes de ver algo externo, recordemos que hay quienes se pasan todo el año sin apreciar el exterior, aunque tengan la referencia de la televisión. Es un público deseoso de ver y conocer gente nueva, de apreciar en vivo el arte y es verdad que están un poco carentes, porque las giras de prisiones se hacen solo una vez al año.

Joven artista participante en gira por prisiones

“Estuve allí disfrutando de ese público, del deseo de ellos de participar, de lograr una interacción; y la cultura demuestra eso, lo que puede lograr el arte como una posibilidad de hacer que cambie el pensamiento humano”.

El joven comentó que se vinculan directamente con los aficionados de los centros penitenciarios, donde hay mucha calidad, destacando el tallado –por ejemplo- que lo perfeccionan, aunque igual les gusta participar en las coreografías y cantar.

“Me regocijan las ganas de hacer y participar, y el respeto con que los tratan. Ellos nos agradecen el haber llegado hasta allí, es un público que realmente vale la pena”.

Quienes han compartido la experiencia saben de los avances gracias a la dedicación de los instructores, la superación en la técnica y el comportamiento. Con ellos se sienten seguros y es por el vínculo que los une a este oasis.

Existen casos como el de Eblis Suárez, que salió de allí y se hizo solista profesional, o uno más reciente, como el recluso que ya no piensa en riñas porque la guitarra le rehabilitó su mano engarrotada y ocupa buena parte de sus pensamientos.

El trovador Frank Batista Sedeño lo sabe. Es la primera vez que participa, tras su anclaje en tierra tunera al venir casualmente de visita desde Trinidad, y la invitación le interesó en primera instancia por su carácter didáctico cultural.

Confiesa que está de verdad agradecido cuando ve la aceptación de un público deseoso de muchas cosas, “un público soñador, y llega con esas canciones que te hacen soñar, pensar, que te sacan, que aunque estés preso sientes que estás fuera de ese lugar”.

Joven artista participante en gira por prisiones

En este tipo de intercambio no solo estás aportando a esa persona, también te reconstruyes como ser humano, como espectador de ese arte que ellos tienen para darte.

“Fue un crecer espiritual, pensar que todo se puede en esta vida, que cada día podemos ser mejores, que cada día pasan cosas nuevas y la vida te sorprende con algo más. Fue como una obligación a mejorar, a seguir trabajando, para en cualquier lugar seguir haciendo música y llevando lo mejor de sí a un escenario”.

Muchas veces vemos el hecho artístico solo en la obra, no desde las interacciones y lazos que crea entre las piezas que se mueven de una a otra posición con movimientos acompasados, que elevan su voz para alcanzar nuevos registros, que hilvanan letras y sacan la forma inimaginada del material en su forma más pura.

Pero la cultura nos habla precisamente de los procesos que la hacen tal cual, como condensado de una sociedad y su devenir, de la forja y la propia deconstrucción de seres humanos que desde diferentes vivencias se dan la mano en la comunión de las artes, esas que son capaces de romper las prisiones de todos.

Miguelito y el Micrófono del Centenario

Las Tunas.- Miguel Alberto Díaz Nápoles es uno de los realizadores que destaca por su preparación integral dentro del universo radial en Las Tunas. Allí llegó en la década de los 90 tras consolidarse como reportero en el periódico 26 para aprender nuevos lenguajes y formas más inmediatas de reflejar el acontecer del territorio.

En el contexto de la celebración por el centenario de este medio en Cuba, recibió el Micrófono de la Radio, máximo reconocimiento que da la institución por los años de consagración, entrega y la relevancia de la obra.

Como redactor reportero, fundador del sitio Tiempo21, de Radio Victoria, con todos los comienzos y experimentaciones que representó la incursión en Internet; director, guionista y un poco más, ha sabido extraer esencias de la vida cotidiana para, mediante su trabajo, cuestionar lo mal hecho y exaltar el aporte en cada ámbito de la sociedad.

Hoy agradece la oportunidad de ser un creador consolidado en las dinámicas de esta “cajita mágica”, donde todavía queda mucho por dar y edificar desde las propias rutinas. “La Radio ha sido una parte importante de mi andar, desde que decidí venir para aquí, porque yo nací como periodista en 26.

“¿Qué me ha permitido la Radio? Como profesional, todo. Me dio la posibilidad de ir a reportar la labor de los médicos cubanos en Ghana, en el África subsahariana. También en el período 2016-2017 laboré en teleSUR, primero como editor multimedia y, después, para la pantalla en la mesa de redacción y luego en la mesa de asignaciones, que son los contenidos propios del canal.

“Si no hubiera trabajado en una emisora, quizás hubiera sido difícil desempeñarme en un espacio como teleSUR, porque las dinámicas radiales te preparan para ejercer en todos los terrenos mediáticos”.

Tras un lapso como jefe del grupo que gestiona los contenidos hipermediales, Díaz Nápoles regresa ahora al terreno de reportero. Y es innegable el impacto de sus materiales como medidores del latir del pueblo, a partir del análisis de las principales problemáticas sociales y económicas, que implica cuestionamientos en la construcción conjunta de un país mejor.

“Se dice que la prensa plana es el alma, la madre del periodismo, pero cuando trabajas en la Radio te das cuenta de que es el medio más complejo, porque al leer un texto puedes decodificarlo enseguida, pero transmitir un mensaje a través del sonido, que va más allá de la palabra, es una faena verdaderamente difícil.

“En Victoria he podido desarrollarme en el periodismo hipermedia, en el radial, en la realización, y dominar el proceso tecnológico, desde redactar una nota hasta realizar el sonido y dirigir un programa. Ha sido esencial en mi vida; le debo todo como profesional, indiscutiblemente”.

Miguel Díaz Nápoles ha llevado adelante proyectos audiovisuales que resaltan la impronta de destacados creadores locales. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), organización en la que presidió la Filial de Cine, Radio y Televisión. Con frecuencia se le ve apostando por la superación de sus colegas y guiando los pasos de quienes inician su camino en tan complejo escenario comunicativo. No solo se trata de dominar las rutinas, él lo sabe y eso preconiza, un radialista, probado está, es un aliado de la pasión.

Elaín Morales llega hasta Las Tunas como parte de su gira nacional

Hasta el 17 de abril Elaín Morales comparte a través del arte en la ciudad de Las Tunas como parte de una gira nacional que invita al diálogo desde puentes de amor con varias generaciones y sectores sociales.

Las presentaciones no se limitan a los espacios habituales para la música, pues incluyen centros educativos y de la salud, así como comunidades donde no llega el arte regularmente.

El cronograma incluye sus actuaciones hoy en el Centro Provincial de Higiene a las 9:00 a.m. dedicada a los médicos, y a las 2:00 p.m. en Instituto Pre Vocacional de Ciencias Exactas Luis Urquiza Jorge.

Asimismo, llegará el 14 hasta las casas de Abuelos de Buena Vista a las 10:00 a.m. y las 6:00 p.m. a la de niños sin Amparo Familiar, el 15 ofrecerá un concierto en la Casa de la Música a las 9:00 p.m., el 16 en la Plaza Cultural y el 17 en la Plaza Cultural del Tanque.

«Estamos tomando como pretexto esta celebración de mis 22 años de carrera artística para tener un encuentro con el público de Cuba –explicó- especialmente con los jóvenes, y esta gira está dedicada a la diversidad y a la no violencia, sobre lo que estamos interactuando con los jóvenes.

«Para nosotros es muy importante que estos temas se manejen de manera normal, como lo que son, vivimos un mundo diverso y creo que hay que aprovechar este momento que Cuba está evolucionando, para que estos tópicos sean algo común.

«Creo que es importante que cada cual respete su espacio, que armonicemos sobre esta energía, y no es menos cierto que los jóvenes son la bandera de los países y la música es el puente perfecto para poder interactuar porque la pretensión es solo compartir y escucharnos mutuamente».

Dedicada a la diversidad y a la no violencia, la gira de Elaín celebra sus más de dos décadas de vida artística con temas que han marcado su acercamiento a los públicos desde la Isla donde ha elegido desarrollar su vida y que han protagonizado su activismo.

Promociona el segundo sencillo Si sonríes otra vez del disco El Secreto que nació durante el aislamiento por la Covid-19.

Concluye edición municipal del Festival de Apreciación Cinematográfica Cinemazul

Las Tunas.- Hasta el 25 de marzo se efectuó la edición municipal del Festival de apreciación cinematográfica Cinemazul, de manera simultánea en toda la provincia de Las Tunas, dedicado al aniversario 63 del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) y al cine latinoamericano.

Cintas cubanas recientes y otros clásicos, sirvieron durante las jornadas para que los cineclubistas guiaran los debates, siempre con la exposición de elementos imprescindibles del séptimo arte que hablan de la dramaturgia y de elementos técnicos para conseguir los objetivos de los realizadores.

La cita otorgó en cada municipio un galardón al participante con mejores intervenciones y aportes en los momentos de intercambio previos y posteriores a la proyección, así como el Premio Ola que a este nivel determina la persona encargada de representar a su territorio en el evento provincial.

Algunos de los ganadores resultaron Geonel Rama Alemán por Manatí, Yaquelin Méndez por Jesús Menéndez, Yanilu Condovi por Amancio, Julio César Sans Medrano por Colombia y Kenia Rodríguez por el municipio de Las Tunas.

Un momento distintivo del Festival fue el taller infantil Los Mil Elpidios que en la ciudad cabecera contó con la actuación del guiñol Los Zahories, momento de intercambio en el cual se premió a Evamarian Sardina Felicidades y entregaron menciones a Diego Pérez Ricardo y Angélica Aymee.

El evento contó con actividades culturales destinadas al público general como las presentaciones del Circo de Granma en Majibacoa y Colombia, y la compañía Huracán Mágico en Jesús Menéndez.

Asimismo, las salas oscuras y otros espacios alternativos acogieron al talento aficionado en varias manifestaciones, resultado del trabajo de las Casas de Cultura y de los instructores de la Brigada José Martí.

El Festival de Apreciación Cinematográfica Cinemazul tendrá su edición provincial en el mes de octubre, fecha que en los últimos años acoge el certamen como parte del programa de la Jornada de la Cultura Cubana.

Una Canción de fe para la mujer tunera

Las Tunas.- La mujer vuelve a ser voz y palabra, guitarra e interpretación desde el concierto que prepara la trovadora Iraida Williams para cada 8 de marzo, siempre con invitados especiales y la fidelidad del público que agradece la complicidad en un encuentro que destaca por lo ameno y la sencillez.

Con el título Canción de fe resulta una celebración por los 50 años de la fundación de la Nueva Trova, por el Día Internacional de la Mujer y por los más de 40 de vida artística de Xiomara Laugart, «alguien que en mis inicios me enseñó el camino a elegir», refiere Iraida.

«Ya son 10 años de Concierto!!! y llega este 8 de marzo con buena vibra!!!», enfatizó desde sus redes sociales, con la energía que imprime a cada uno de sus proyectos que se caracterizan por la colaboración con otros creadores, la fuerza que lleva en sí misma esta fémina y su versatilidad para interpretar gran variedad de géneros cubanos y foráneos.

Esta vez la invitación es para el Centro Cultural Teatro Tuyo desde las 9:00 pm, con entradas a la venta desde las dos de la tarde en la institución por un valor de cinco pesos.

Entregan Distinción Aniversario 60 de la Uneac a miembros destacados de la organización

Las Tunas.- Reunidos en el salón principal de la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García González, creadores tuneros con una notable trayectoria recibieron la Distinción Aniversario 60 de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), de manos de los principales dirigentes del Partido y el Gobierno en la provincia.

Los estatutos establecen el estímulo a la creación artística, que se manifiesta en la entrega de la distinción por única vez y por decisión de la presidencia de la Uneac a miembros activos y postmortem, quienes con su ética, estética y profesionalidad han contribuido al desarrollo de la organización.

En un primer apartado destacaron la vida consagrada al bien del arte y la sociedad de quienes ya no están entre nosotros, pero dejaron una obra inmensa, como Cristino Márquez, Rafael Ferrero, Dionne Pérez, José Reynerio Valdivia y Víctor Marrero Zaldívar.

Sobresalieron en el segundo momento los fundadores Juan José Rodríguez, Carlos Tamayo Rodríguez, Antonio Gutiérrez Rodríguez, Andrés Casanova, María Liliana Celorrio, Rogelio Ricardo Fuentes, Leonardo Fuentes Caballín, Eliades Ávalo y Emelia González Durañona.

También recibieron el Sello una representación de escritores y artistas que por su valiosa obra pertenecen a la organización como Jesús Vega Faura, Félix Ramos, Ernesto Tomás Ochoa, Marina Lourdes Jacobo, Anybis Labarta, Alexis Roselló, Alexander Lecusay y Othoniel Morfis Valera.

El homenaje agasajó desde la música con las actuaciones del Coro Profesional de Cámara Euterpe, el Cuarteto de Cuerdas Sultasto y la trovadora Iraida Williams, representantes igualmente de esa avanzada que con dedicación y talento constituyen esencia del movimiento cultural y artístico del territorio.