Ya casi celebramos la gran fiesta digital del campesino cubano

Esta vez no serán los bambúes de El Cornito testigos de las controversias y canturías, sino escenarios digitales. La pandemia obliga a reinventarnos y la cultura no escapa de esos designios.

También te podría gustar...