Mandy, entre la sencillez y la buena literatura

Dentro de las nuevas voces literarias que emergen en Las Tunas se encuentra Armando López Carralero, quien recientemente ganó el concurso nacional de glosas Canto Alrededor del Punto y también en la XX edición del certamen Fundación de la Ciudad de Nueva Gerona. Dueño del aura que caracteriza a la verdadera poesía, teje y desteje las telarañas del buen decir, dejando su mensaje filosófico en una tierra con tantos cultivadores. Sobre la última lid conversamos…

El libro Las súbitas crecidas, de prosa poética, se llevó el cetro en el género poesía de la competición convocada por el Centro Municipal del Libro y la Literatura de la Isla de la Juventud.

Entre las razones del lauro estuvieron “el manejo de una escritura sin aparatosidad, movilizadora de un conjunto de cápsulas tópicas que en su interacción fecundan un espacio ilimitado de condiciones dramáticas y que en su circuito de ilusión o desengaño, transgrede las fronteras entre prosa y poesía para hacernos cómplices de la percepción poética de lo bello”.

Al decir del autor, el texto consta de tres secciones: Aguas templadas, Aguas cálidas y Otras aguas/Otros cuerpos negándose a la orilla. “Lo esencial fue utilizar el erotismo para analizar otras situaciones de la vida del hombre porque, para mí, la poesía es una forma de consuelo, me salva cuando necesito salvarme, me refugia cuando tengo frío, llena todos mis espacios”, expresó.

El poemario, escrito en solo dos meses, consta de fragmentos al estilo de: “Insistes en regalarme un barco, pero nada acepto de quien negó a la orilla un poco de sal. Llevo en la mano esa marca trenzada como animal terrestre. Fue la marca del amigo, el himno del amigo, y ahora la marca de dos. Insistes en regalarme un barco. Yo insisto en no aprender más de ti. Y levo el ancla de mi nave antigua. Y corto las algas que se impregnan en el pecho…”.

Ciertamente logra con su lírica peculiar calar hondo en las interioridades humanas y seducir al pensamiento. “Escribir es un misterio, no existe receta alguna. Es un don con el que se nace y al que hay que alimentar con una vida intensa: risas, llantos, desamores, rabia, frustración, alegría…”, así lo resume.

Este joven no solo escribe para adultos, pues los pequeños son otra fuente de inspiración. “Para mí es más fácil escribir para niños, cuando quiero dirigirme a ellos solo tengo que inventarme el personaje”, afirma. De hecho, en 2021 saldrá por Ediciones La Luz su poemario Regalos de humedad y la editorial McPherson publicará Duende de agua, textos dirigidos a infantes y jóvenes.

Las súbitas crecidas saldrá en formato digital por la editorial El Abra. Con ello, fluirán versos como estos: “Una boca dentro de una boca que habla mal de los austeros. Una lengua dentro de una lengua que habla mal de los cobardes. Un mar dentro de un mar de azúcar, violáceo, ambarino. Un mar recurrente/prepotente/ascendente. Un mar que separa con sigilo la complicidad de las bocas que hablan mal de los austeros. Un mar que corroe la empatía de las lenguas que hablan mal de los cobardes. Dos cuerpos. Dos lenguas. Un camino”.

Armando López Carralero es un poeta y narrador cubano, licenciado en Educación Primaria, miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), que tiene varios libros y lauros a su corta edad, pero lo más importante, es un muchacho sencillo, libre de egos y triunfalismos, que desde el Balcón de Oriente apuesta por defender lo mejor de nuestra literatura.

También te podría gustar...