Caracas se tiñó de Gris y otras sorpresas

Hasta el Séptimo Festival Internacional de Teatro de Caracas llegó Teatro Tuyo. Aixa Prowl Avilés (Chocolina), Adrián Bello Suárez (Belo) y Alex Batista Pupo (Karambola), con la ayudantía de Ángel Dovale y Alexei Almaguer en el sonido presentaron la obra Gris

Las Tunas.- El espectáculo, uno de los que más alegrías ha dado a la compañía, lució con ellos un elenco revitalizado en un país que vive un momento trascendental de su historia.
La sala llena ante cada función y las ovaciones del público confirman el acierto de las actuaciones y la certeza del rumbo de «los Tuyos». El portal Noticias24 reseñó allá la puesta de manera elocuente: «Suben a la escena sintetizando, comprimiendo, haciendo un solo disparo a la sensibilidad del espectador. Viendo a un colectivo teatral vivo, que presenta en su estética un alma en movimiento».
Igual estuvieron en el 13 Taller Internacional de Títeres (Titim) que tuvo lugar en la preciosa ciudad de Matanzas. Llegaron con ¡¡¡Pum!!! hasta la sala Teresa Camejo, sede del Teatro de Las Estaciones, y en vez de las dos funciones previstas del unipersonal interpretado por Ernesto Parra, director del grupo, fueron preciso tres, para saciar el hambre del auditorio ante el hacer lúcido y trepidante que siempre nos propone el elenco tunero.
Ahora se van de gira nacional. Un peregrinar que les llevará hasta la capital del país entre el 16 y el 20 de mayo, coincidiendo con las actividades del prestigioso Mayo Teatral, que ya los tiene entre sus propuestas colaterales. Después estarán en Cienfuegos y Sancti Spíritus. Siempre con ¡¡¡Pum!!! y Juegos Olímpiclowns, sus más recientes travesuras.
Insisten, a pesar de su Centro Cultural cerrado por la necesidad de una reparación urgente, en no separarse del público fiel de Las Tunas. Por eso se mantienen todos los fines de semana a las 7:30 pm en el parquecito La Cubana de esta ciudad y decidieron irse los sábados alternos hasta la Circunscripción 13, del popular reparto México.
Allí van dando los primeros pasos de un proyecto que les encanta porque, además de las funciones, alistan talleres para descubrir el talento que permanece escondido, como a la espera, en ese y en muchos otros sitios.
Ernesto Parra bordeó, con total desenfado, el camino que sigue: «Me asusta y para bien, que siempre hay más sueños por vivir que los vividos. Y creo que voy a necesitar más años que Matusalén para poder lograrlo todo».

Tomado: periodico26.cu

También te podría gustar...