Leyenda e historia de amor

Leonel José Pérez Peñaljpp043@nauta.cu La espesura del bosque es dominante, solo desafiada por la llanura que lo sostiene y los arpegios emanados de las múltiples aves y alimañas que él fomenta. Los lugareños han levantado sus bohíos aprovechando los troncos y las ramas de los árboles y siguen bebiendo en la misma jícara de sus antepasados arahuacos[1] la esencia para...