Etiqueta: Yelaine Martínez Herrera

Ernesto Parra en Argentina, más luces para Teatro Tuyo

Ernesto Parra Borroto, líder de la compañía Teatro Tuyo, actúa por estos días en Argentina, luego de participar exitosamente en el X Festival Internacional para Niños y Jóvenes, desarrollado en República Dominicana, y reinaugurar junto a su colectivo en Las Tunas, Cuba, el Centro Cultural Teatro Tuyo, su sede.

La obra unipersonal La Estación fue la seleccionada para compartir en esta ocasión. Al decir de Alberto Carlos Estrada, especialista de las Artes Escénicas y conocedor del quehacer del grupo, esta pieza es «la confirmación y el comienzo de poner ante nuestros ojos un contenido, una forma, una técnica propia».

Sobre la actual experiencia Parra expresó en su cuenta de Facebook: «Gracias a Argentina, gracias a La Plata, gracias Arteniño, gracias al colegio San Simón, estoy seguro de que serán días memorables». Aparte de la actuación, en su agenda figuran conferencias, intervenciones y otras actividades.

Mientras él da lo mejor de sí en otras tierras, el centro cultural Teatro Tuyo consolida una programación sistemática, luego de cerrado por reparación durante más de un año. En una breve estancia del director de «los tuyos» en Cuba, antes de partir a Argentina, se presentó allí la puesta en escena Clarostuyo, protagonizada por integrantes del equipo teatral (los actores Ernesto Parra y Aixa Prowl) y el dúo musical Claroscuro (compuesto por la violinista Clarissa Pérez Hernández y el pianista Carlos Fernández Castro), jóvenes egresados de la escuela profesional de arte El Cucalambé y posteriormente del Instituto Superior de Arte (ISA), en Camagüey).

Recientemente en su sede actuó el payaso Pedacito (Yuri Rojas) y fue el debut del proyecto de danza contemporánea Seres, acciones que formaron parte del jolgorio por la reapertura de institución.

Por otro lado, este viernes en la noche, serán allí las premiaciones del XVII Festival de Teatro Rafael Nodal, desarrollado desde el miércoles 13 de noviembre en el territorio, con el auspicio del Centro Provincial de Casas de Cultura. Además, cada fin de semana, a partir de la fecha, habrá funciones a las 11:00 am. Este sábado y domingo, por ejemplo, el público disfrutará de la obra La Fiesta de los Payasos, según directivos de ese centro cultural, y próximamente la pieza Gris estará en cartelera.

La compañía Teatro Tuyo, surgida con el nombre inicial de Proyecto Piñata, ha ganado los más importantes galardones del arte de las tablas en Cuba como los premios Villanueva de la Crítica, de actuación Adolfo Llauradó y Caricato. También ha sido impulsora de grandes proyectos como la Escuela Nacional del Clown, abierta este año en Las Tunas, su provincia.

La trova sin traba: hogar para las artes

La magia inicia a las 9:00 de la noche y termina dos horas y media después, aunque hay quienes se embullan y, una vez fuera del Centro Provincial de Patrimonio, extienden la verbena hasta la madrugada. No es para menos. Lograr que artistas de diferentes manifestaciones se reúnan para compartir de manera sugerente sus creaciones atrae cada vez más al público, incluso, a aquellos ajenos del sector.

La peña La trova sin traba, dirigida por el músico Oberto Calderón, ha logrado mantenerse por cinco años en el gusto de muchos tuneros, que asisten allí cada primer sábado del mes para encontrarse con la cultura.

Calderón es instrumentista, licenciado en estudios Socioculturales y máster en Ciencias de la Educación, experiencia pedagógica que lo ha ayudado a sazonar una iniciativa que no cesa de ganar adeptos.

«El sueño siempre fue regalarles a mis coterráneos un espacio que fuera derroche de arte y, al unísono, creación colectiva. El artista de la plástica Leonardo Fuentes me sugirió el nombre, pues la trova es poesía, descarga, filin, bolero, canción…, todo ese ecosistema cultural que defendemos. Sin embargo, cada encuentro tiene un tema central. Comenzamos en la galería taller Rita Longa, luego nos trasladamos a ‘Huellas’ y finalmente estamos aquí», explicó.

                                                ENTRE SECCIONES Y ALEGRÍAS

Al entrar al Centro Provincial de Patrimonio en la fecha y hora pactadas lo mismo te encuentras una tendedera con poemas o frases, que descubres en un rincón visible a alguien absorto en la creación de una obra pictórica que luego será sometida al debate y quien mejor opine al respecto, se llevará el cuadro a casa.

«No es un encuentro para solo cantar canciones, que de por sí es una labor importante, también tenemos otras propuestas que defienden lo más auténtico de nuestro arte a través de secciones como una dedicada a bebidas cubanas llamada El bautizo del trago; la conocida por Aprecia y gana, en la que se comenta sobre una pintura; Del lejano pasado, dedicada a un objeto, un libro, una fecha o algo relacionado con el patrimonio tangible e intangible; Del hilo y la cuerda, que es una mezcla entre teatro y literatura; más juegos de participación, con los que la gente se divierte y aprende», afirmó el líder.

«Es una cita que defiende nuestra nacionalidad, porque hay una integración entre las manifestaciones. Lo mismo se disfruta de un monólogo que de una narración oral o de un texto de un escritor de nuestra tierra; vemos a exponentes del movimiento trovadoresco tunero, entre ellos jóvenes y experimentados; se valoran piezas de artes plásticas en vivo, más allá de una galería o un espacio expositivo; está presente la vertiente audiovisual con acercamientos a materiales en ese formato; entre otras invitaciones. Además, el público interviene de manera activa en las acciones de apreciación artística», comentó el narrador oral escénico Maike Machado, uno de los integrantes destacados del elenco.

Otro de los artífices sobresalientes es Ricardo Ávalo, director del Registro Provincial de Bienes Culturales. Sobre su experiencia en ese gremio expresó: «La peña no se estanca, más bien se renueva y fortalece con el paso del tiempo y, sin perder su esencia, aporta al desarrollo cultural de nuestro territorio. Por ejemplo, la sección Del lejano pasado, a mi cargo, tiene como objetivo promover las colecciones del Sistema Provincial de Museos. Trato de seleccionar el objeto en cuestión en correspondencia con una efeméride, datos curiosos y otros elementos para que las personas se interesen y amplíen sus conocimientos».

Aunque esta peña no es la única que enamora al público del Balcón de Oriente (existen otras de gran convocatoria como la dedicada a la Década Prodigiosa, que dirige Jorge Smith), es un ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay deseos de trabajar en defensa de la cultura, amén de los recursos insuficientes. Oberto, su conductor, solo quisiera mayor asistencia de los dirigentes del sector y más apoyo de las instituciones. «No se puede ser sensible a lo que no se conoce. Ser artista es un don, algo único, las estéticas del arte tienen un valor incalculable; sería bueno que las autoridades pertinentes sepan qué están pagando y remuneren en justa medida a quienes concretan este sueño», afirmó.

Celebran en Las Tunas Día de la Cultura Cubana

La trova, la poesía, la música típica cubana y otras atracciones alegraron en la víspera diferentes espacios de la ciudad de Las Tunas en espera del Día de la Cultura Cubana, que se celebra hoy en tributo al origen del Himno Nacional, salido de la pluma del patriota Perucho Figueredo.

El concierto del cantautor Ríchard Gómez y el quinteto Primer Espacio en el patio de la Uneac fue una de las propuestas más aplaudidas, ocasión en que la lírica inundó el ambiente con temas inolvidables como Andalucía, de Ernesto Lecuona.

«Esta iniciativa la dedicamos a todos aquellos que aportan con su trabajo a la cultura nacional, en especial a dos amigos cantautores, Frank Delgado y Pedro Romero, que cumplen años por estos días; también al centenario del nacimiento de Benny Moré y a dos figuras ilustres, recientemente fallecidas: Lele, cantante fundador de los Van Van (con quien compartí hace unos años) y nuestra Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso», apuntó Gómez.

«La armonía lograda entre este trovador y nosotros es interesante. No es la primera vez que realizamos encuentros semejantes. Interpretamos trova, jazz, música clásica…, y todo fluye para bien del público. En esta ocasión sumamos a la idea a Juan Borges (saxofonista), Carlos Márquez (baterista) y Diané Borges (vocalista del coro Euterpe)», dijo Yúnior García, bajista de Primer Espacio.

Por su parte, la gala por la efeméride, organizada por Anais Ray, reflejó la cubanía en diversas manifestaciones del arte. Las tonadas, el punto cubano, los bailes folclóricos y las décimas improvisadas estuvieron entre los aderezos de la cita, desarrollada en la Plaza Cultural, de la urbe tunera. La compañía folclórica Onilé y las danzarias Perdance y Danza Show, junto a solistas, instrumentistas y otros creadores, honraron con su labor la fecha.

Yelaine Martínez Herrera

Celebran en Las Tunas Día de la Décima Hispanoamericana

 Este lunes se desarrolló en el museo provincial Mayor General Vicente García González el coloquio Naborí, la décima y la cultura popular en Las Tunas, impulsado por la Casa Iberoamericana de la Décima, en saludo al Día de la Décima Hispanoamericana y como parte de las actividades por el aniversario 223 de esta ciudad, que se celebra hoy.

Allí el escritor, editor e investigador del patio Antonio Gutiérrez expuso datos diversos sobre la vida y obra de Jesús Orta Ruiz (Indio Naborí), figura cimera en el cultivo y defensa de la estrofa nacional de Cuba, notable improvisador y Premio Nacional de Literatura, que en esta fecha cumpliría 97 años.

En la cita, los estudiosos y creadores presentes debatieron sobre Raíces Soneras, grupo portador de la cultura popular, que entre otros lauros ostenta el Premio Memoria Viva 2015 y 2016.

También se comentó sobre el quehacer de la editorial Sanlope, del territorio, además de la espinela y su interacción con la plástica cubana.

El Día de la Décima Hispanoamericana se instituyó un 30 de septiembre, durante el Festival Iberoamericano de la Décima, realizado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, España.

Yelaine Martínez Herrera

Inaugurada Escuela Nacional de Clown en Las Tunas

por Yelaine Martínez Herrera
Tomado de Periodico 26

Con la presencia de las máximas autoridades de la provincia y dirigentes del sector de Cultura, abrió  en Las Tunas la Escuela Nacional del Clown, auspiciada por la compañía Teatro Tuyo y la Enseñanza Artística en el territorio.

Durante los dos años y medio que durará la formación de los actores, los nueve educandos que conforman este primer curso recibirán 14 asignaturas cada período lectivo. «Se trata de un amplísimo plan de estudios que abarca las modalidades circenses, la pantomima, la actuación, la animación de títeres y la prestidigitación», informó Ernesto Parra, líder de Teatro Tuyo y uno de los principales hacedores de la idea del plantel.

En el acto de apertura, acaecido en el centro cultural Teatro Tuyo, representantes del claustro docente (integrado además por profesores de otras provincias) entregaron a los estudiantes una nariz de payaso, como símbolo del sentido de pertenencia hacia su labor.
En las palabras centrales, Nurys Cantallops, directora de la escuela profesional de arte (EPA) El Cucalambé, significó la importancia de la materialización de este sueño para la cultura tunera y cubana, en general.

«Nuestra querida ciudad ama y respeta el arte hermoso de Ernesto Parra y su equipo, que con sus ´lenguajes´ nos limpian y desparraman el alma. Con la Enseñanza del Clown nuestra escuela crece tanto en el desarrollo de sus procesos como en lo espiritual», afirmó la directiva.

Por su parte, el director de la compañía teatral agradeció a la EPA por la oportunidad, pues además de que algunas clases se realizarán allí, esa institución apoya con el alojamiento y la alimentación, lo que viabiliza el mejor funcionamiento del centro docente.

Aunque la mayoría de los estudiantes de la Escuela Nacional de Clown son tuneros, también hay de Granma y Guantánamo.

Yalexis Castro Estévez integró por dos años un proyecto de estatuas vivientes en la provincia más oriental de Cuba. Hoy se encuentra entre los elegidos para este curso inaugural. «Es una oportunidad grande en la vida y la pienso aprovechar. Una vez vi actuar a Teatro Tuyo y me transmitieron muchos sentimientos lindos, yo quiero impactar así en el auditorio», puntualizó.

Para la tunera Eylín Yudenia Lara Aguilera es todo un privilegio. «Hay gente que piensa que hacer reír es fácil, pero no es así, importa mucho la forma en que diriges el mensaje para que el público se identifique con lo que haces, espero prepararme y lograr eso en los espectadores», dijo.

Mientras, Luis Carlos Pérez Cedeño, quien vino desde Bayamo, afirmó: «Estoy emocionado. A mí siempre me han gustado los niños, por eso fui profesor en una escuela primaria. Mi amor por el teatro también me llevó a trabajar en Teatro Andante, pero no de manera profesional. Hoy aspiro a ser un buen payaso».

«Quiero penetrar en los sentimientos de las personas y que les guste mi trabajo, esta escuela me da esa posibilidad», arguyó Betsy María Pérez Pla, de la ciudad anfitriona. Para su coterránea Helen Leonardo Rondón «es un orgullo y una oportunidad, porque debemos mantener en alto el arte del clown«.

En fin, «es una carrera que amerita sacrificio, pero también se disfruta» (Las Tunas), agregó Dayana Leonardo Portillo. «Lucharemos por hacer realidad nuestros sueños y siempre pensar en el público», apuntó Denis Portillo Rodríguez (Las Tunas).

Ernesto Parra explicó que, debido a la amplia formación integral que potencia esta iniciativa escolar, su matrícula nunca debe rebasar los 10 estudiantes. No obstante, para próximos calendarios académicos se piensa haya más representatividad de otras provincias y países, pues desde ya están llegando solicitudes que muestran el interés por estudiar en este centro novedoso de Cuba.

Exitosa gira de Teatro Tuyo por Dinamarca y Suecia

El grupo tunero Teatro Tuyo, con XX años en escena, sigue cosechando aplausos en Cuba y en otros lugares del mundo, esta vez en tierras europeas.

Desafiando el clima frío tan diferente del de nuestro trópico, el prestigioso gremio que dirige Ernesto Parra se ha presentado en espacios abiertos de ciudades como Copenhague, con la obra Gris y una adaptación de Superbandaclown, que vislumbra los bailes y ritmos cubanos.

Parra, junto a los actores Aixa Prowll, Alejandro Batista y Adrián Bello, fue invitado por el grupo Batida Teatro, de Dinamarca, cuyo quehacer se distingue por un humor fino, además de la calidad interpretativa, la combinación del absurdo en los espectáculos y otros rasgos sobresalientes. Junto a ese colectivo «los tuyos» montan actualmente una obra titulada Fantasma, cuyo texto y puesta en escena es de Søren Valente Ovesen, actor y líder de los homólogos daneses en el arte del clown.

Los representantes de esta oriental provincia también participaron exitosamente en el Festival Street Cut, desarrollado en la región escandinava, mientras que su pieza Gris enamoró a los asistentes al Stora Teatern, de la ciudad de Gotemburgo. Además, se presentaron en Ringkobing, en el International Performance Art Festival.

Para los hijos del Balcón de Oriente es un orgullo apreciar el alcance de una compañía que, surgida con el nombre inicial de Proyecto Piñata, ha sabido crecerse a través del tiempo, ganando los más importantes galardones del arte de las tablas en Cuba (como los premios Villanueva de la Crítica, de actuación Adolfo Llauradó y Caricato) y siendo protagonista de grandes proyectos en la Isla como la Escuela Nacional del Clown (ubicada en Las Tunas), que iniciará su primer curso académico en septiembre próximo.

Por estos días en Dinamarca y Suecia, hace unos meses en El Salvador, así «los tuyos» comparten experiencias y abren nuevos horizontes de trabajo, que traerán, sin dudas, otras sorpresas en un futuro.

por Yelaine Martínez Herrer

Museos: una opción saludable de verano

Conversatorios, recorridos, charlas, muestras museológicas y exposiciones figuran en las propuestas de la red institucional de museos de Las Tunas para este verano, de conjunto con el Centro Provincial de Patrimonio Cultural.

El Museo Provincial Mayor General Vicente García, al decir de Flor Clarita Silva Ramos, técnica que atiende la programación, desarrolla varias iniciativas desde el primero de julio, fecha en que esa institución cumplió sus 35 años.

«Entre las acciones más gustadas estuvo la reinauguración de la sala de historia Triunfo de la Revolución, un nuevo camino de los tuneros, en la que se encuentran objetos como el trofeo ganado en la pasada serie beisbolera por los Leñadores; las ubicaciones geográficas donde los médicos tuneros estuvieron presentes en la campaña contra el Ébola y un traje usado por uno de los galenos en esa encomienda; referencias sobre los poetas del territorio más destacados, respecto a la fundación del periódico 26 y otros temas interesantes», argumentó.

La compañera también mencionó que se han sumado al homenaje a Juan Cristóbal Nápoles Fajardo El Cucalambé, mayor poeta bucólico del siglo XIX cubano, en su 190 cumpleaños, con la realización de un panel patrimonial sobre su vida y obra.

«Además, nos dirigimos hacia otros centros laborales para debatir sobre fechas históricas importantes como el cumpleaños de nuestro Líder Fidel Castro Ruz, el Día Mundial de la Juventud, el aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y otras. Solemos llevar elementos como brazaletes del Movimiento 26 de Julio para complementar las charlas y hacerlas más atractivas», agregó.

Entre las entidades beneficiadas con sus visitas para enseñar más sobre historia están las casas de Niños sin Amparo Familiar del municipio. «También tenemos un proyecto comunitario llamado El patio de Agustina, que enseña a las nuevas generaciones el cuidado del medio ambiente y hay prevista próximamente una exposición que vislumbrará el arte de las mujeres creadoras», añadió.

La Casa Natal del Mayor General Vicente García, por su parte, impulsa un recorrido patrimonial por sitios de interés histórico y promueve el conocimiento sobre efemérides trascendentales. Llegar hasta las comunidades, sitios penitenciarios y campamentos de verano son estrategias de su programa.

Otras instituciones realizan actividades semejantes, entre las que se encuentran la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García y los memoriales Mártires de Barbados y 26 de Julio, de esta ciudad.

Casanova y su fábrica de mundos

Su apellido nos remite a una estrella, a un eterno Don Juan y hasta a un género musical. Pero él prefiere verse en su fábrica de mundos, como un lobo estepario, rodeado de esos seres de papel a los que da aliento porque… ¿qué es la creación sino un arte de soledad compartida?

A Andrés Casanova (Las Tunas, 1949) su pulso creativo no le deja quedar en el olvido. Libros suyos han traspasado las fronteras cubanas para acariciar las manos de lectores mexicanos, españoles y portugueses. Entre sus novelas divulgadas se encuentran: Hoy es lunes, Tormenta tropical de verano, Las trágicas pasiones de Cándida Moreno, La jaula de los goces, La fiebre del atún, Las nubes de algodón, No somos aquellos niños, Atrapados por el vicio, Canción desde la huida, y Onán en busca de la mujer perfecta.
Ha publicado los textos de cuentos El reloj, ese asesino, Pequeñas historias memorables, Ángel el desalmado y otras historias, y Ficciones de la Cuba mía. En cuanto a poesía rubricó Poemas desde mi cumbre.
A Casanova lo encontré presuroso en una calle tunera. Pero cuando le hablé de mi interés por conocer más sobre Fiesta con Havana Club, su última publicación, el tiempo pareció detenerse. Y así me cuenta:
«Para mí el policíaco es un pretexto narrativo, esta novela no escapa a eso. Nació con el sello de la editorial española Samarcanda. En ella (nótese la personificación) el espionaje es el camino que uso para conducir al lector. La trama nos lleva a una joven que, aunque parece prostituta, en realidad no lo es y desempeña un papel vital, pues debe ganarse la confianza del asesor principal de un ministro, pero todo es pura ficción».
El también poeta y autor de guiones radiales dramatizados, narra en este caso en un «espacio fabular» llamado La Habana, pero con matices de surrealismo. Además de personajes interesantes como policías cubanos de carne y hueso, aparecen seres del plano astral, lo que constituye una arista no muy común dentro del quehacer literario actual. Todos los elementos confluyen en el volumen con una marcada narrativa de la verosimilitud.
«Tuve que investigar sobre la Teosofía (conjunto de doctrinas religiosas que defienden que el conocimiento de Dios se puede alcanzar sin necesidad de la revelación divina); trato de romper en la redacción con la tendencia de que los cristianos nunca sean voces centrales en una novela; en mi obra sí tienen relevancia».
Incansable cuando de crear se trata, me habla de otros proyectos aún inéditos. «Tengo varios en gaveta, entre ellos las novelas El Cazamujeres, en la que el protagonista viaja desde el pasado (acompañado de tres sirvientes enanos como él) hasta el futuro en la búsqueda de la mujer supuestamente más hermosa; La familia ya no es sagrada, cuyo tema fundamental es el amor en la época actual, asociado a los sentimientos y pasiones de las jóvenes generaciones, y Confesiones de Larry Díaz, en la cual un muchacho procedente de una familia con escasos recursos, decide explotar su carisma y facultades amatorias para vivir de las mujeres».
Son solo una pequeña muestra de su cosecha. «En No habrá honras fúnebres para Oxiuro Vargas narro el estallido social que ocurre en un país ficticio de la geografía americana, aburrido de tolerar una eterna dictadura. Simboliza a los pueblos tercermundistas abocados a escoger entre el neoliberalismo tecnocrático (hambre, desempleo, existencia de ricos bien poderosos y pobres bien sometidos) o jugarse la partida por un sueño, una utopía, una quimera, casi un imposible.
«Nuevos Romeo y Julieta, por su parte, se trata de una historia de amor presentada con un pretexto narrativo poco habitual para la literatura cubana: el resurgimiento del evangelismo cristiano en la Isla, visto desde la óptica de la tolerancia hacia los creyentes en Dios, sin que la trama se convierta en un dogma religioso».
Así cohabitan en esa fábrica de mundos que es su cerebro las habilidades y enterezas para dejar una huella a posteriori. Desde un escritor «de provincia» que viaja a La Habana para entrevistarse con su agente literario y se dedica a espiar a sus vecinos de habitación en el hotel donde se aloja (La otra habitación), hasta versos que seducen por la diferencia, como: «Quizás resulte inútil recuperar los sueños, / imágenes y trinos. Quizás los olvidamos / de tanto ansiar estrellas de un incierto futuro» (Cantos por un futuro); y «El papel agujereado donde escribo mis poemas / escasamente sirve para nada o a lo sumo / como una burla contra quienes aún aguardan por las nubes» (Cuaderno de bitácora y otros olvidos).
Al tiempo que descubro esas pinceladas, él habla de otras ideas de cuentos, novelas y poesías. Me pregunto cómo imagina tan singulares universos. No por gusto este miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) ostenta en su currículo el haber sido seleccionado al premio artístico-literario Catania Duomo 1995, auspiciado por la Academia Ferdinandea de Ciencias, Letras y Artes, con sede en Italia.
Me dice que se cree olvidado porque a veces no lo invitan a leer o no es precisamente de los autores mediáticos. Le agradezco la sinceridad, pero enseguida respondo: «No se preocupe, siga fabricando mundos con esos seres de papel; los lectores agradecen. Sin dudas».

Tuneras en concurso nacional de música campesina

Las jóvenes tuneras Dalía Macayo García, Dianela Isabel Labrada Pérez, Taimara Portillo Fonseca y Yaimi Rojas Hernández representarán a la región oriental en la final del Concurso Nacional de Música Campesina Eduardo Saborit, que auspicia el programa televisivo Palmas y Cañas, cita prevista para el 20 y 21 de julio.

«Para mí es un orgullo defender nuestras tradiciones y lo más autóctono de los cubanos. El certamen le aporta mucho a mi superación, pues compartimos experiencias con otros artistas y aprendemos más sobre la tonada, la interpretación y otras aristas de lo tradicional», expresó Dianela, otrora integrante de Los Aztecas del Balcón.

Ella, sin abandonar su interés por la música mexicana, descubrió una pasión innata en el arte inspirado en la campiña y sus protagonistas. Al igual que Dalía y Yaimi, son frutos de los talleres de repentismo que impulsa la casa iberoamericana de la décima El Cucalambé, de esta ciudad.

Dalía, a pesar de ser muy joven, es toda una exponente en la conservación de la música popular tradicional de la nación. Su talento ha echado frutos en los talleres, obteniendo lauros importantes.

Actualmente Yaimi se desempeña como promotora cultural en el municipio de Jesús Menéndez. Con su quehacer también intenta preservar las tradiciones campesinas como manifestaciones que conforman la identidad cultural cubana.

Por su parte, Taimara Portillo Fonseca, desde su labor como metodóloga de Música del Centro Provincial de Casas de Cultura, enaltece su tradición familiar, en la que constan figuras como Baldomero Portillo, director del conjunto original Cucalambé, quien es su padre.

Esta joven se ha crecido no solo como intérprete, también ha desempeñado una labor encomiable siendo profesora de nuevas generaciones de talentos, a los que ha sembrado su amor por el estudio y la práctica de tópicos tradicionales como el punto cubano, patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Dalía y Daniela representarán al oriente cubano como solistas en la final del concurso, mientras que Yaimi y Taimara lo harán como tonadistas. Las cuatros son dignas de admirar por su apego y defensa a la identidad criolla. Ellas enaltecen los versos de Eduardo Saborit (músico y compositor destacado, gran defensor de la cubanía): «Quiero un sombrero de guano,/ Una bandera,/ Quiero una guayabera/ Y un son para bailar./ Yo soy guajiro y nací/ En medio de la sabana/ Y la música cubana/ Es la que me gusta a mí».

El certamen, además de honrar su legado, deviene un espacio para la promoción de cultores del punto cubano, la controversia, el repentismo, la improvisación y las tonadas. El próximo 23 de junio se elegirán en competencia a los que representarán a la región central durante la etapa final.

Prepara Las Tunas encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara

A partir del 2020 en Las Tunas se realizará un encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara, impulsado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y los cultores de esa tipología musical en el territorio, informó a 26 Digital Dayron Ferrada Zapatero, presidente de esa organización en la provincia.

«A raíz de una reunión del Consejo Nacional de la AHS, se analizaron todos los eventos del país similares por manifestación, con el fin de potenciar el más destacado en cada caso y crear otros en modalidades no tan representadas. Detrás de la medida está la situación por la que atraviesa la nación y la inherente necesidad de aprovechar mejor el presupuesto, según las potencialidades de los territorios, para generar propuestas artísticas sólidas y sostenibles.

«Allí se decidió utilizar el presupuesto que hasta este año se dedicaba a la realización del Evento Nacional de Performance e Intervenciones La Pupila Archivada para desarrollar un encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara, con características únicas en Cuba, pues existe el Festival de Música de Cámara A tempo con Caturla, en Santa Clara, pero no abarca la parte sinfónica».

Las Tunas tiene a su favor un amplio quehacer en ese sentido. «Estamos trabajando con la Orquesta de Cámara del territorio para potenciar el trabajo. Giudel Gómez, su principal impulsor, sostiene una labor consagrada encaminada a materializar ese sueño. Queremos lograr un intercambio entre las orquestas sinfónicas del país y nuestros artistas. Además, apoyan la idea los afiliados de la AHS en música de concierto, que son numerosos, y unas cuantas unidades artísticas de menor formato (Claroscuro, Excelsis, por ejemplo), con resultados».

Mientras se consolida el proyecto, los elencos tuneros se entregan día a día a la superación y en ese camino varios son los frutos cosechados. Los amantes de estas sonoridades apostamos por un futuro luminoso, que logre enfrentar las complejidades que implica sostener un encuentro de tal envergadura y donde la cultura cubana salga siempre ganando.