Etiqueta: Tomado de periódico26

Hombre de acordes y poesía

Un acorde te cambia sin saberlo, te mueve las fibras, humaniza. Pero si ese acorde viene acompañado de un alma buena, de esas que cultivan el talento día a día con la consagración de los grandes hacedores, adquiere mayor significado. Encontrar a un hombre que durante 25 años se ha entregado al dominio de un instrumento tan amigo como la guitarra, más que un trabajo, se torna deleite.

Argibaldo Acebo Pérez, el de los ojos nobles y la empatía a flor de piel, el compañero de vida de Aleyvis Araúz (directora del coro profesional Euterpe), el músico, el profe, el padre…, con él conversamos esta vez.

“En casa cuando era niño se oía Radio Musical Nacional; crecí escuchando por un lado música clásica a la que era aficionado mi padre (Argibaldo) y por otro, temas de la Década Prodigiosa que le gustaban a mi hermana. Eso plantó la semilla”.

Sin embargo, fue la madre (Mirelia) quien puso en sus manos la guitarra que cambiaría su vida, tanto así que aún lo acompaña. “Siempre quise ser músico. Durante un año recibí clases de ese instrumento con Bertica Maestre.

“Luego matriculé en Percusión en la escuela vocacional de arte El Cucalambé, pero la subdirectora de Música me preguntó si me gustaría tocar la guitarra y aunque sabía que estudiaba otra cosa, me pidió que la dejara hacer una especie de círculo de interés conmigo en ese apartado…, muy inteligente de su parte, pues eso no existe. No llegué a dar ni una clase de Percusión”.

El colegio, con sus presentaciones dentro y fuera de la institución, fogueó su aptitud.“Mi maestra de Nivel Elemental, Bárbara Milián Zayas, aumentó mi interés por la música clásica, aunque esa vertiente me gustaba desde antes sin saberlo. En clases de Apreciación Musical me percaté de que gran parte de lo que ponían en las audiciones ya lo había escuchado, solo que entonces aprendí quiénes eran sus compositores, nacionalidades, características y otros aspectos”.

EL NIÑO CRECIÓ

Al egresar de ese centro, Argibaldo estudió en las escuelas profesionales de música José White (Camagüey) y José María Ochoa (Holguín). Después entró al Instituto Superior de Arte (Camagüey) e hizo una maestría en Procesos Formativos de la Enseñanza de las Artes, entre otras acciones.

“En 1994 inicié, al unísono, como cantor en Euterpe y guitarrista concertista. En ese calendario, durante una jornada cultural toqué por primera vez como profesional. Uno o dos años después sería mi primer concierto. Fue hermoso”.

Hace una pausa en la conversación y acaricia la guitarra como si escribiera poemas en sus cuerdas. Se sacude el recuerdo y por su garganta, como notas musicales, sale la voz. “Me han marcado varios compositores, entre ellos, Francisco Tárrega (España), Leo Brouwer (Cuba) y Heitor Villa-Lobos (Brasil).

“Cuando me presento ante un auditorio parto de la espiritualidad, pienso que son seres humanos, que tienen alma y van a recibir lo mejor que pueda ofrecerles. Quizás en el público haya una persona enferma y conmigo se sienta mejor”.

Se considera perfeccionista irremediable en el montaje de obras. Exigencia que ha dado frutos en jornadas provinciales y nacionales de concierto, y en eventos como los festejos por el bicentenario de la República del Paraguay (2011) y el II Festival Internacional de Orquestas de Guitarras en Cali, Colombia (2017).

Muy importantes en su vida son sus hijos Alejandro, Lilian y Gabriela. Es un apasionado de la lectura, en especial de libros de Filosofía y la Biblia.Además, adora desempeñarse de profesor en la hoy escuela profesional de arte.

“Mi gusto por la Pedagogía también se lo debo a Bárbara Milián; en sus clases veía que al tocar la guitarra era feliz y quise transmitir eso a otras personas. Incluso, en la etapa escolar impartí lecciones a alumnos de menor edad. También me influyeron los docentes Edel Aguiar y Félix Puig.

“Sé que uno tiene la misión de enseñar técnicamente todo lo que pueda, pero además, sembrar amor por la más bella forma de lo bello como vía de amar al prójimo. Aunque para mí, como para Pitágoras, todo el que hace bien su trabajo de cierta forma hace música”.

El 26 de diciembre, Argibaldo dará un concierto titulado Homenaje, a las 8:30 pm en el centro cultural Teatro Tuyo. Lo dedicará al 80 cumpleaños de Leo Brouwer y al aniversario 45 de la Enseñanza Artística en Las Tunas. Sus palabras nos convocan: “Las personas necesitan la música de concierto. No es tan críptica como para que no la comprendan o, al menos, la entiendan desde el sentimiento y la emoción. Hace poco un vendedor de cilantros me interceptó en la calle y me dijo: ‘Profesor, fui a un concierto suyo y lo disfruté’”. La invitación está hecha…

Y el hombre regresa a su hogar. Lo imagino allí, bajo las tejas y goteras de una casa centenaria, con las luces tenues que prefiere y una vieja taza llena de café. Mientras, la guitarra aguarda los próximos arpegios.

Premio Guillermo Vidal: Donde todos lo vean

La reciente edición del Premio Guillermo Vidal, desarrollada en esta ciudad a finales de noviembre, dejó contrastes singulares. Para muchos participantes, las jornadas de lecturas, conferencias, presentaciones de libros o muestras de video redundaron en elogios. Un proyecto que mostraba con orgullo su más de una década de fundado y que se afianzaba entre los significativos dedicados a la narrativa en Cuba.

Sin embargo, la nota chirriante vendría al anunciarse el veredicto del jurado. Ninguno de los libros reunía la calidad suficiente para alzarse con el lauro. Desaliento y conmoción fueron algunas de las sensaciones percibidas en el público que asistió a la gala de clausura del encuentro.

¿Acaso un juicio así confluya y confirme el estado real de la narrativa cubana contemporánea?

¿Los concursos nacionales creados fuera de La Habana son invadidos por un descreimiento sanguinario, ese que excluye lo que no nos parece genuino o valioso, por el simple hecho de perpetuarse lejos de jerarquías culturales, rumbos o escalas de promoción mucho más privilegiadas?

¿Cuánto provoca el hecho de inferir desde una subjetividad, capciosa a ratos, un proceso que necesita miradas más complejas porque refiere sobre una literatura que encuentra y propone expresiones generacionales y estéticas diversas?

Lo que me importa traducir protege asuntos más solemnes: el prestigio de un escritor, la variedad y tolerancia de criterios, el deslinde hacia los mapas irrefrenables de la geografía literaria nacional, incluso, a la de nuestro patio, con nombres imponentes y otros que intentan serlo.

La cita procura homenajear a una de las personalidades más trascendentales de la cultura y la historia de esta provincia. Autor de emblemáticos libros, renovador como pocos, con influencia no superada en la novela y el cuento en los últimos 30 años en la Isla. Las Tunas abre y cierra los ciclos fundamentales de Guillermo Vidal Ortiz. Nació aquí en 1952 e igual falleció en el sitio al que le dedicó sus mejores obras: Se permuta esta casa, Matarile, Confabulación de la araña, Donde nadie nos vea, entre otras.

Resulta justicia suprema reconocer el liderazgo y esfuerzo de la Uneac en el territorio para potenciar y legitimar proyectos de alta envergadura cultural, y la Jornada Guillermo Vidal es ejemplo irrefutable. Ya se anuncia la convocatoria para el año 2020, que entre sus variantes prevé la participación de los trabajos por vía electrónica, y se preparan, con meses de antelación, los fundamentos y acciones teóricas, provocando la necesidad de reconocer que este evento también debe ser patrimonio y responsabilidad de centros e instituciones tuneras.

Relevantes creadores cubanos ostentan tal premio, y sus textos, publicados por el prestigioso sello editorial Unión, coronan una exquisita colección atesorada por nuestras bibliotecas.

Una de las noticias más agradables que conocimos en esos días vino en voz de la viuda de Guillermo, Solangel Uña, que anunció la inminente publicación de tres novelas inéditas del que para muchos es el más grande escritor nacido en estos parajes.

Miriam, en nombre de la cultura

A propósito del Día del Trabajador de la Cultura, el 14 de Diciembre, 26 Digital comparte las vivencias de Miriam, y felicita a todos los que, desde cualquier escenario, tributan al quehacer artístico.

Las Tunas.- Es muy fácil encontrarla. Bastan un par de preguntas y ahí está… Apenas alza un poco la mirada del monitor para saludar y otra vez vuelve a perderse allá dentro. Tal vez a algún “confundido” le parezca que Miriam Rojas Chacón, por su profesión, es ajena al ajetreo de pensar y materializar los eventos culturales, pero nada más ilusorio, ella asiste al nacimiento y colorea el quehacer artístico de Las Tunas desde las conexiones digitales.

Al frente del área de Informática de la Dirección Provincial de Cultura carga sobre su “mouse” la responsabilidad de promocionar citas que surjan de la planificación o se gesten de repente. La Jornada Cucalambeana, por ejemplo, la saca de la cama a destiempo y le trastoca los horarios. Cualquier detalle que se salga de lo previsto lo sufre también con sentido de pertenencia. “Es bien difícil mantenerse al margen o delimitar responsabilidades, una es, de alguna manera, juez y parte de los procesos”.

Pero Miriam no siempre experimentó los alcances del arte detrás de una computadora. La Fiesta del Mar, a la orilla del puerto de Manatí, guarda mucha gratitud al desempeño de esta mujer modesta que no se atribuye tales logros.

“No soy de Las Tunas. Nací en Manatí y allí trascurrió una parte importante de mi vida. Del impulso de licenciarme en Español-Literatura me vino luego la pretensión de acercarme más a la cultura, de escapar de rutinas que no tenían mucho que ver conmigo.

“Tuve la suerte de ser la primera directora de la galería de arte de allí. El proyecto se materializó y yo asumí el reto sin pensarlo demasiado. Desde entonces supe cuánto deja una en cada desafío, actividad, gala, exposición. No se puede separar el trabajo de la vida personal, al menos no en la esfera de la cultura.

“De la galería pasé a ser especialista de Programas Culturales y finalmente asumí la Dirección Municipal de Cultura, una responsabilidad que exigió el máximo de mi tiempo y mi esfuerzo, pero que me formó como profesional.

“Es cierto que en aquella época comenzamos una investigación de las características socioculturales de algunas comunidades manatienses, las más pintorescas. El misticismo del Puerto, las leyendas, las tradiciones de los pescadores y la amplia gama de platos confeccionados a partir del fruto de la pesca nos impulsaron a institucionalizar un evento en el que confluyeran esas manifestaciones y pudiera cuidarse y mostrar tal idiosincrasia a los visitantes. Así nació la Fiesta del Mar y me enorgullece mucho que aún la repitan cada año”.

En el 2000 Miriam se mudó para Las Tunas y cruzó por primera vez las puertas de la Dirección Provincial de Cultura. Hace siete calendarios está en el área de Informática, desde donde defiende el talento local. Su equipo de trabajo se expresa a través de Tunarte, el sitio web. Con orgullo me habla de Teatro Tuyo, del Ánfora y otros eventos a los que, tristemente, les faltan impulsos.

Además de atender la red en su departamento, se encarga de prestar el servicio de Internet a todas las instituciones culturales y a escritores y artistas, otra cuestión que requiere cambios tecnológicos para optimizar los servicios. Esas deudas Miriam las carga como propias.

Me cuenta que cuando sus dos hijas eran pequeñas se cuestionó si era posible el desempeño laboral sin descuidar la familia, pero asegura que siempre encuentra el tiempo para hacerlo todo. Sus niñas hoy son dos artistas, la mayor compositora y la otra músico, siempre ataviada con su clarinete.

Miriam tiene una maestría en Estudios Socioculturales y más de 35 años de experiencia en el sector. Ella, en todos sus escenarios, ha aportado con creces a la cultura. 

Se pronuncian artistas tuneros contra la violencia

El coloquio Mujer innombrable dio comienzo a la Jornada por la No Violencia que desde el 11 y hasta el 14 de diciembre desarrolla el proyecto Tiempo de Mujeres, encabezado aquí por la cantautora Iraida Williams Eugelles, vicepresidenta primera de la Uneac en Las Tunas. A propósito del tema, 26 Digital conversó con la trovadora.

“Hace alrededor de dos años, en un evento de cantoras, conocí sobre la labor que realiza a nivel internacional la red de artistas que conforman la campaña Únete y me sentí inspirada a seguir esos pasos. Ese fue el antecedente para el surgimiento de nuestro proyecto, nacido en Las Tunas el pasado calendario.

“Anteriormente había realizado acciones de prevención, pero no de forma consciente. Ya con esa experiencia, me entregué a la tarea de aglutinar a personas de diferentes manifestaciones artísticas para hacer del arte un vehículo para el enfrentamiento a este problema social y sumarnos a la campaña Únete”.

“Además de la equidad de género, la justicia social y otros tópicos semejantes, que implican no solo a las mujeres, la iniciativa se pronuncia a favor del cuidado del medioambiente, la afrodescendencia, los derechos de la infancia y más aristas de la realidad, con actividades programadas durante cada mes”.

En esta ocasión la jornada contiene varias acciones. Entre las acaecidas durante la víspera estuvo la peña de decimistas Mujeres de sueño y piel, que aunó en la sede del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) a poetisas como María Liliana Celorrio, Lucy Maestre, Odalys Leyva Rosabal, Marina Lourdes Jacobo, Xiomara Maura Rodríguez, Ana Rosa Díaz y Ana Pérez, con un quehacer destacado en el reflejo de las preocupaciones y sueños que competen a las féminas.

Otro de los espacios destacados en la agenda fue el Café de Artistas, que conduce la escritora y narradora oral Lesbia de la Fe, en el que se rindió honores al canal provincial TunasVisión, ante el advenimiento de su XX cumpleaños.

Además, el narrador oral escénico Maike Machado realizó un espectáculo desde su especialidad llamado Y hablando de mujeres, y en la noche el rapero Adrián Vega (D`Mente) ofreció su concierto Sembrando semillas, con mensajes positivos en contra de toda forma de violencia.

Para la tarde de hoy está previsto en el memorial Mayor General Vicente García González el concierto Mujer que inspira, con el protagonismo de la concertista Elvira Skourtis y el cuarteto Sultasto; también una exposición colectiva de mujeres creadoras en la Uneac y la gala por el aniversario XX de TunasVisión, que será en la noche en el centro cultural Teatro Tuyo.

“No descansaremos en este quehacer. Como parte del proyecto hemos ido a varias comunidades y ha sido satisfactorio el intercambio con el público a la hora de dialogar sobre el tema. Ya se nos han sumado otras instituciones como la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y el teatro Tunas, pero queremos ampliar el diapasón, estrechando lazos con grupos de otros sectores de la sociedad que también tienen un trabajo serio en ese sentido”, añadió Eugelles.

Waldina con su Certeza, ya está en los Lucas

TunasVisión llega a sus primeros 20 años de trabajo y muchos de los premios que engrosan sus vitrinas tienen el sello de Waldina Almaguer.

Esta muchacha, a quien Las Tunas conoce bien por desenfadada, talentosa y humilde, sabe que destaca entre los creadores del canal, pero no parece ocuparse demasiado de eso.
La hemos visto editar algún programa mientras baila al ritmo de lo que esté alistando a la pantalla; la sabemos pendiente de que el colega de otro medio que está cerca no quede fuera de una buena entrevista y la escuchamos, porque da buenos consejos y sugiere temas apasionantes con su voz suave, como al susurro mientras te escudriña para saber si eres capaz de entenderlo todo, pues las cosas siempre van más allá de las palabras.
Estamos al tanto de que el trabajo en equipo le resulta vital. También que entre los resultados constantes de sus mejores empeños está la excelente fotografía de Raúl Verdecie y los nombres de otros, muchas veces habituales, los que define como «mi equipo». Gente valiosa con la que parece entenderse necesitando apenas una mirada.
Por todo eso y más, cuando las redes sociales anunciaron que Waldina Almaguer estaba nominada a los Premios Lucas con el video clip Certeza, nuestro primer pensamiento no fue de alegría por la buena nueva, sino de cierto estupor: ¿Y Wal nunca había ganado un Lucas? Algo así como la reacción de quien la cree capaz de conquistar todo lo posible en materia audiovisual y se sorprende de que algo, alguito, le falte todavía.
Pero no, nunca antes un realizador de TunasVisión se ha alzado con un premio de tan popular concurso. De ahí que ella considere la nominación como un regalo especial a su canal de dos décadas de trabajo. Y todo, porque sabe que no ha sido fácil. No por gusto le contaron que más de 400 obras llegaron este año hasta un jurado que nominó apenas a 72. Y entre ellas está su Certeza.
Nada menos que en la categoría de trova y rodeada de tres temas de realizadores y artistas importantes. Son los casos de La Bayamesa, la versión que lidera Eduardo Sosa y realiza el multipremiado Joshep Roos; Ciudad hembra, un tema que dedicaron a La Habana en sus 500 Kelvis Ochoa y Alex Cuba, con dirección de Robin Pedraja y La negra, de David Torrens y Alberto Tosca, realizado por Ángel Alderete.
«En medio del trabajo de cada día, de los muchos proyectos que nos absorben, el joven editor Miguel Almaguer me dice: vamos a hacer un video clip entre los dos. Y yo acepto. Decidimos escoger a un trovador de la ciudad y nos inclinamos por la música de Daniel Velázquez (El gato). Recuerdo que en una especie de sesión de trabajo nos cantó varias de sus canciones y nos gustó mucho Certeza.
«Miguel se estrenó conmigo porque nunca antes había hecho un audiovisual e hicimos el trabajo entre los dos. Creamos cada imagen, cada plano y nos encantó. Tengo que reconocer que Carlos Tamayo nos asesoró con el tema de la canción, en decidirnos por esta.  Por supuesto, se lo propusimos a Raúl Verdecie. Yudith Nogueras se fue hasta Puerto Padre en el trabajo de producción y allí buscó todo lo que nos era indispensable, entre eso el lugar de las grabaciones.
«Editamos con Julito Castellanos, Rodolfo Acosta fue el luminotécnico y necesitamos dos modelos. Para ello apareció primero Laura Rivero, una excelente chica y luego Miguel Ángel Amado, un joven que hace de mimo en Las Tunas, al que llamamos y enseguida accedió. Todo el mundo con mucha voluntad. Fuimos también hasta Ernesto Parra, el director de Teatro Tuyo y nos regaló una tarde de sábado la sede de la compañía para nosotros. Trabajamos bastante ahí.
«Y ya. Nos quedó apenas irnos un día completo como de excursión hasta Puerto Padre. Fue grabando desde las 6:00 am de un sábado hasta casi las 7:00 pm. Y resultó extraordinario. Allí, entre el mar y el salitre, nació ‘Certeza'».
                                        Llegar a los Lucas, ¿un largo camino?
«Los Premios Lucas celebran 22 años de creado con el eslogan «Nosotros somos ellos». Llegaron a Las Tunas como parte de una gira que los lleva por todo el país y en la que están celebrando, además, los 150 años del inicio de las luchas por la independencia. Tuve que entrevistar a Orlando Cruzata, su director, para mi programa, la revista cultural Claroscuro y, sin más ni más, le pregunté: ¿qué debe hacer un realizador para que sus programas lleguen a los Premios Lucas? Y, muy sencillo, me dijo: entregas la obra y ya, sale en el programa. Al otro día les entregué el video clip a los productores que trabajan junto a él. Recuerdo que una de sus productoras, muy profesional, se llama Laudelisa, lo vio. Después lo grabó en una memoria y me dijo: ya. Y así mismo fue. Salió al aire en uno de los programas del verano acompañado por una entrevista que nos hicieron a los realizadores y al trovador».
Waldina Almaguer no para de crear y regalarle galardones a Las Tunas y a su querido canal de dos décadas. Y aunque ha tenido otros guiños al video clip desde que en el año 2003 decidiera hacer el primero de ellos, parece no cansarse del susto mágico de la ceración.
Hace poco ganó el prestigioso Premio Caracol, de la Uneac, con un capítulo de la serie que dedica a la adolescencia. También la reconoció el Santamareare, prestigioso concurso que auspicia la Uneac en el centro de Cuba. Participó con una obra dedicada a la fe en los campesinos tuneros. Un tema que, nos cuenta la apasiona al punto de seguir trabajándolo.
Pero Waldina también es Limonada y Claroscuro, ambos espacios son habituales en la parrilla de TunasVisión. Supimos igual que le encanta trabajar a dúo, por eso está embarcada, por estos días, en otra travesía al video clip junto al apasionado creador Eddy Crespo Vargas. Asimismo se empeña en seguir con De espalda vuelta, su primer proyecto concebido, especialmente, para la web. Acercando al internauta a sitios de la ciudad y sus esencias desde un discurso fresco, directo y profundamente tunero.
Y todo eso sin descuidar a la mujer que la habita. Una persona determinada e inquieta que no parece cansarse de crecer y mostrarnos una manera para ser mejores, desde el audiovisual y sus historias.

Inició hoy en Las Tunas el Festival Ánfora 2019

Otra vez la ciudad cabecera huele a magia. Trucos con pañuelos, palomas, cartas y otras sensaciones vuelven de la mano de sus artífices a dejarnos el sabor de la intriga y el misterio. El festival de magia Ánfora, desde este miércoles hasta el domingo, regala al público tunero competencias, espectáculos, galas y más atracciones con el protagonismo de magos de la mayoría de las provincias de la Isla y países como Nicaragua, Estados Unidos, Costa Rica y Canadá.

La cita, que por más de 20 años ha defendido la manifestación en el país, se dedica en esta ocasión a César Reyes Ampudia y Manuel Romero Gascó, cubanos con una trayectoria sobresaliente en dicho arte.

En la mañana de hoy, como es tradición, se homenajeó a José Reynerio Valdivia Valdivia (el mago Piter), quien desde aquí impulsó la manifestación creando una escuela, una compañía y este evento para la confluencia de talentos. También María Ibáñez (la maga Merlina) realizó el ritual Varita Quebrada, en honor a José Ayra (ya fallecido), quien fue un fiel participante en el Ánfora.

Otras personalidades presentes son Thom Bedlam (Canadá) y el mago Gasso (E.U), quienes imparten conferencias, además de la norteamericana Ibáñez.
En el teatro Tunas, la sala Raúl Gómez García y el centro cultural Teatro Tuyo, sedes de la fiesta de cartas y chisteras, se realizan varias actividades. Dentro de las invitaciones figuran espectáculos nocturnos en el primero de estos sitios. 

Rodelay León Figueredo, director de la compañía Huracán Mágico, quien lleva 19 años participando en este evento, afirmó: «La magia ha evolucionado mucho y esto se ha visto aquí, antes era más clásica, se actuaba vestido de frac, con guantes y bastones; hoy existen otras costumbres, el mago lo mismo trabaja con un jean negro que azul; los números también se han modernizado. Aunque por un problema de presupuesto siento que el sentido del festival ha cambiado (antes participaban unos 200 magos, ahora no llegan a 100), este año tenemos más participantes foráneos que en otras ediciones».

Entre las acciones de mañana está la conferencia Cómo mejorar la magia, a las 10:00 am en la Sala Raúl Gómez García, impartida por el mago Gasso y las competencias de Magia de Cerca y Cartomagia en el memorial Vicente García, a las 3:00 pm. Por su parte, el sábado se desarrollará en ese mismo horario, pero en el centro cultural Teatro Tuyo, el espectáculo Infantil La Magia del Circo, a cargo de Variedades Santiago. Anteriormente, en la mañana sabatina, tendrá lugar allí la gala de competencias de los magos independientes.

Para el domingo se reserva la iniciativa Dando alegrías, que llegará hasta el Hospital Pediátrico. Mientras, el espectáculo infantil De colores está hecho la magia (compañía de Villa Clara) alegrará la sala Raúl Gómez García (sede del guiñol Los Zahoríes) a las 11:00 am. Por la tarde se realizará el acto de condecoraciones a figuras destacadas de ese gremio en el memorial Vicente García y la gala de premiaciones será a las 5:00 pm en el teatro Tunas.

El jurado, presidido por el tunero Fernando Rodríguez Vázquez, premiará a los más destacados en las modalidades de Cartomagia, Pequeño Ilusionismo, Magia de cerca, Magia General, Magia Cómica, Mentalismo y Grandes Ilusiones.

Esas acciones, y otras como las descargas mágicas, apuestan por enaltecer la edición 24 de una cita que hace brillar mucho más uno de los epítetos con que se conoce a Las Tunas: Ciudad Mágica de Cuba.

La trova sin traba: hogar para las artes

La magia inicia a las 9:00 de la noche y termina dos horas y media después, aunque hay quienes se embullan y, una vez fuera del Centro Provincial de Patrimonio, extienden la verbena hasta la madrugada. No es para menos. Lograr que artistas de diferentes manifestaciones se reúnan para compartir de manera sugerente sus creaciones atrae cada vez más al público, incluso, a aquellos ajenos del sector.

La peña La trova sin traba, dirigida por el músico Oberto Calderón, ha logrado mantenerse por cinco años en el gusto de muchos tuneros, que asisten allí cada primer sábado del mes para encontrarse con la cultura.

Calderón es instrumentista, licenciado en estudios Socioculturales y máster en Ciencias de la Educación, experiencia pedagógica que lo ha ayudado a sazonar una iniciativa que no cesa de ganar adeptos.

«El sueño siempre fue regalarles a mis coterráneos un espacio que fuera derroche de arte y, al unísono, creación colectiva. El artista de la plástica Leonardo Fuentes me sugirió el nombre, pues la trova es poesía, descarga, filin, bolero, canción…, todo ese ecosistema cultural que defendemos. Sin embargo, cada encuentro tiene un tema central. Comenzamos en la galería taller Rita Longa, luego nos trasladamos a ‘Huellas’ y finalmente estamos aquí», explicó.

                                                ENTRE SECCIONES Y ALEGRÍAS

Al entrar al Centro Provincial de Patrimonio en la fecha y hora pactadas lo mismo te encuentras una tendedera con poemas o frases, que descubres en un rincón visible a alguien absorto en la creación de una obra pictórica que luego será sometida al debate y quien mejor opine al respecto, se llevará el cuadro a casa.

«No es un encuentro para solo cantar canciones, que de por sí es una labor importante, también tenemos otras propuestas que defienden lo más auténtico de nuestro arte a través de secciones como una dedicada a bebidas cubanas llamada El bautizo del trago; la conocida por Aprecia y gana, en la que se comenta sobre una pintura; Del lejano pasado, dedicada a un objeto, un libro, una fecha o algo relacionado con el patrimonio tangible e intangible; Del hilo y la cuerda, que es una mezcla entre teatro y literatura; más juegos de participación, con los que la gente se divierte y aprende», afirmó el líder.

«Es una cita que defiende nuestra nacionalidad, porque hay una integración entre las manifestaciones. Lo mismo se disfruta de un monólogo que de una narración oral o de un texto de un escritor de nuestra tierra; vemos a exponentes del movimiento trovadoresco tunero, entre ellos jóvenes y experimentados; se valoran piezas de artes plásticas en vivo, más allá de una galería o un espacio expositivo; está presente la vertiente audiovisual con acercamientos a materiales en ese formato; entre otras invitaciones. Además, el público interviene de manera activa en las acciones de apreciación artística», comentó el narrador oral escénico Maike Machado, uno de los integrantes destacados del elenco.

Otro de los artífices sobresalientes es Ricardo Ávalo, director del Registro Provincial de Bienes Culturales. Sobre su experiencia en ese gremio expresó: «La peña no se estanca, más bien se renueva y fortalece con el paso del tiempo y, sin perder su esencia, aporta al desarrollo cultural de nuestro territorio. Por ejemplo, la sección Del lejano pasado, a mi cargo, tiene como objetivo promover las colecciones del Sistema Provincial de Museos. Trato de seleccionar el objeto en cuestión en correspondencia con una efeméride, datos curiosos y otros elementos para que las personas se interesen y amplíen sus conocimientos».

Aunque esta peña no es la única que enamora al público del Balcón de Oriente (existen otras de gran convocatoria como la dedicada a la Década Prodigiosa, que dirige Jorge Smith), es un ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay deseos de trabajar en defensa de la cultura, amén de los recursos insuficientes. Oberto, su conductor, solo quisiera mayor asistencia de los dirigentes del sector y más apoyo de las instituciones. «No se puede ser sensible a lo que no se conoce. Ser artista es un don, algo único, las estéticas del arte tienen un valor incalculable; sería bueno que las autoridades pertinentes sepan qué están pagando y remuneren en justa medida a quienes concretan este sueño», afirmó.

Celebran en Las Tunas Día de la Cultura Cubana

La trova, la poesía, la música típica cubana y otras atracciones alegraron en la víspera diferentes espacios de la ciudad de Las Tunas en espera del Día de la Cultura Cubana, que se celebra hoy en tributo al origen del Himno Nacional, salido de la pluma del patriota Perucho Figueredo.

El concierto del cantautor Ríchard Gómez y el quinteto Primer Espacio en el patio de la Uneac fue una de las propuestas más aplaudidas, ocasión en que la lírica inundó el ambiente con temas inolvidables como Andalucía, de Ernesto Lecuona.

«Esta iniciativa la dedicamos a todos aquellos que aportan con su trabajo a la cultura nacional, en especial a dos amigos cantautores, Frank Delgado y Pedro Romero, que cumplen años por estos días; también al centenario del nacimiento de Benny Moré y a dos figuras ilustres, recientemente fallecidas: Lele, cantante fundador de los Van Van (con quien compartí hace unos años) y nuestra Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso», apuntó Gómez.

«La armonía lograda entre este trovador y nosotros es interesante. No es la primera vez que realizamos encuentros semejantes. Interpretamos trova, jazz, música clásica…, y todo fluye para bien del público. En esta ocasión sumamos a la idea a Juan Borges (saxofonista), Carlos Márquez (baterista) y Diané Borges (vocalista del coro Euterpe)», dijo Yúnior García, bajista de Primer Espacio.

Por su parte, la gala por la efeméride, organizada por Anais Ray, reflejó la cubanía en diversas manifestaciones del arte. Las tonadas, el punto cubano, los bailes folclóricos y las décimas improvisadas estuvieron entre los aderezos de la cita, desarrollada en la Plaza Cultural, de la urbe tunera. La compañía folclórica Onilé y las danzarias Perdance y Danza Show, junto a solistas, instrumentistas y otros creadores, honraron con su labor la fecha.

Yelaine Martínez Herrera

Celebran en Las Tunas Día de la Décima Hispanoamericana

 Este lunes se desarrolló en el museo provincial Mayor General Vicente García González el coloquio Naborí, la décima y la cultura popular en Las Tunas, impulsado por la Casa Iberoamericana de la Décima, en saludo al Día de la Décima Hispanoamericana y como parte de las actividades por el aniversario 223 de esta ciudad, que se celebra hoy.

Allí el escritor, editor e investigador del patio Antonio Gutiérrez expuso datos diversos sobre la vida y obra de Jesús Orta Ruiz (Indio Naborí), figura cimera en el cultivo y defensa de la estrofa nacional de Cuba, notable improvisador y Premio Nacional de Literatura, que en esta fecha cumpliría 97 años.

En la cita, los estudiosos y creadores presentes debatieron sobre Raíces Soneras, grupo portador de la cultura popular, que entre otros lauros ostenta el Premio Memoria Viva 2015 y 2016.

También se comentó sobre el quehacer de la editorial Sanlope, del territorio, además de la espinela y su interacción con la plástica cubana.

El Día de la Décima Hispanoamericana se instituyó un 30 de septiembre, durante el Festival Iberoamericano de la Décima, realizado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, España.

Yelaine Martínez Herrera

Un coloquio sobre la impronta de Guillermo Vidal (1952-2004) en la literatura joven cubana marcó la ruta de la XXVI edición del concurso de creación literaria Portus Patris

A 15 años de su muerte, los escritores Carlos Esquivel Guerra y María Liliana Celorrio, ambos fundadores del concurso y amigos del literato, evocaron la vida y obra de El Guille -como le llamaban- desde sus esencias como narrador, poseedor de una verdad escritural inigualable para reflejar con diálogo libre y callejero los más multifacéticos personajes.

María Liliana, quien es reconocida por su mirada provocadora desde la creación literaria y por tener un discurso muy cercano a la ética que proponía Guillermo en obra, significó el orgullo que representa para ella haber publicado de conjunto con él Las hijas de Sade, además de ser íntima admiradora de un creador que desde las palabras incitaba a la tolerancia y la libertad individual.

El coloquio, identificado como una de las propuestas más sustanciosas dentro del programa del Portus Patris, además de homenajear al escritor de Matarile, Las manzanas del paraíso, y La saga del perseguido, sirvió de escenario para que aflorara la creación de una cátedra en su nombre en la Filial Provincial de la Unión de Escritores y Artistas (Uneac).

Desde la Asociación Hermanos Saíz y la convocatoria en el género de narrativa del concurso, fueron más que suficientes las razones para hablar de Guillermo Vidal, oportunidad para las anécdotas, las bromas y las enseñanzas de un hombre que como renovador de este género obtuvo los más importantes galardones literarios que se conceden en Cuba, entre ellos el Premio UNEAC de cuento en 1990 por Confabulación de la araña.

El Portus Patris, además de extender su ruta hasta la comunidad de San José en una actividad diseñada para el público infantil, y el desarrollo de momentos musicales que acompañaron la lectura de poemas y presentaciones de libros, se trasladó este sábado hasta el norteño municipio de Puerto Padre, plaza tradicional del evento desde 1993.

La Villa Azul de los Molinos fue testigo de un café literario en la galería Electa Arenal, en la célula de la AHS en Puerto Padre, de una donación de libros de afiliados de la joven vanguardia de la institución a la Biblioteca Municipal, y de la gala de premiaciones, en la que se dieron a conocer los resultados del certamen. El cantautor William Vivanco ofreció un concierto.

ganador del Portus patris 2019

Danielle Laurencio Gómez (ACN)