Etiqueta: Tomado de periódico26

Museos: una opción saludable de verano

Conversatorios, recorridos, charlas, muestras museológicas y exposiciones figuran en las propuestas de la red institucional de museos de Las Tunas para este verano, de conjunto con el Centro Provincial de Patrimonio Cultural.

El Museo Provincial Mayor General Vicente García, al decir de Flor Clarita Silva Ramos, técnica que atiende la programación, desarrolla varias iniciativas desde el primero de julio, fecha en que esa institución cumplió sus 35 años.

«Entre las acciones más gustadas estuvo la reinauguración de la sala de historia Triunfo de la Revolución, un nuevo camino de los tuneros, en la que se encuentran objetos como el trofeo ganado en la pasada serie beisbolera por los Leñadores; las ubicaciones geográficas donde los médicos tuneros estuvieron presentes en la campaña contra el Ébola y un traje usado por uno de los galenos en esa encomienda; referencias sobre los poetas del territorio más destacados, respecto a la fundación del periódico 26 y otros temas interesantes», argumentó.

La compañera también mencionó que se han sumado al homenaje a Juan Cristóbal Nápoles Fajardo El Cucalambé, mayor poeta bucólico del siglo XIX cubano, en su 190 cumpleaños, con la realización de un panel patrimonial sobre su vida y obra.

«Además, nos dirigimos hacia otros centros laborales para debatir sobre fechas históricas importantes como el cumpleaños de nuestro Líder Fidel Castro Ruz, el Día Mundial de la Juventud, el aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y otras. Solemos llevar elementos como brazaletes del Movimiento 26 de Julio para complementar las charlas y hacerlas más atractivas», agregó.

Entre las entidades beneficiadas con sus visitas para enseñar más sobre historia están las casas de Niños sin Amparo Familiar del municipio. «También tenemos un proyecto comunitario llamado El patio de Agustina, que enseña a las nuevas generaciones el cuidado del medio ambiente y hay prevista próximamente una exposición que vislumbrará el arte de las mujeres creadoras», añadió.

La Casa Natal del Mayor General Vicente García, por su parte, impulsa un recorrido patrimonial por sitios de interés histórico y promueve el conocimiento sobre efemérides trascendentales. Llegar hasta las comunidades, sitios penitenciarios y campamentos de verano son estrategias de su programa.

Otras instituciones realizan actividades semejantes, entre las que se encuentran la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García y los memoriales Mártires de Barbados y 26 de Julio, de esta ciudad.

Casanova y su fábrica de mundos

Su apellido nos remite a una estrella, a un eterno Don Juan y hasta a un género musical. Pero él prefiere verse en su fábrica de mundos, como un lobo estepario, rodeado de esos seres de papel a los que da aliento porque… ¿qué es la creación sino un arte de soledad compartida?

A Andrés Casanova (Las Tunas, 1949) su pulso creativo no le deja quedar en el olvido. Libros suyos han traspasado las fronteras cubanas para acariciar las manos de lectores mexicanos, españoles y portugueses. Entre sus novelas divulgadas se encuentran: Hoy es lunes, Tormenta tropical de verano, Las trágicas pasiones de Cándida Moreno, La jaula de los goces, La fiebre del atún, Las nubes de algodón, No somos aquellos niños, Atrapados por el vicio, Canción desde la huida, y Onán en busca de la mujer perfecta.
Ha publicado los textos de cuentos El reloj, ese asesino, Pequeñas historias memorables, Ángel el desalmado y otras historias, y Ficciones de la Cuba mía. En cuanto a poesía rubricó Poemas desde mi cumbre.
A Casanova lo encontré presuroso en una calle tunera. Pero cuando le hablé de mi interés por conocer más sobre Fiesta con Havana Club, su última publicación, el tiempo pareció detenerse. Y así me cuenta:
«Para mí el policíaco es un pretexto narrativo, esta novela no escapa a eso. Nació con el sello de la editorial española Samarcanda. En ella (nótese la personificación) el espionaje es el camino que uso para conducir al lector. La trama nos lleva a una joven que, aunque parece prostituta, en realidad no lo es y desempeña un papel vital, pues debe ganarse la confianza del asesor principal de un ministro, pero todo es pura ficción».
El también poeta y autor de guiones radiales dramatizados, narra en este caso en un «espacio fabular» llamado La Habana, pero con matices de surrealismo. Además de personajes interesantes como policías cubanos de carne y hueso, aparecen seres del plano astral, lo que constituye una arista no muy común dentro del quehacer literario actual. Todos los elementos confluyen en el volumen con una marcada narrativa de la verosimilitud.
«Tuve que investigar sobre la Teosofía (conjunto de doctrinas religiosas que defienden que el conocimiento de Dios se puede alcanzar sin necesidad de la revelación divina); trato de romper en la redacción con la tendencia de que los cristianos nunca sean voces centrales en una novela; en mi obra sí tienen relevancia».
Incansable cuando de crear se trata, me habla de otros proyectos aún inéditos. «Tengo varios en gaveta, entre ellos las novelas El Cazamujeres, en la que el protagonista viaja desde el pasado (acompañado de tres sirvientes enanos como él) hasta el futuro en la búsqueda de la mujer supuestamente más hermosa; La familia ya no es sagrada, cuyo tema fundamental es el amor en la época actual, asociado a los sentimientos y pasiones de las jóvenes generaciones, y Confesiones de Larry Díaz, en la cual un muchacho procedente de una familia con escasos recursos, decide explotar su carisma y facultades amatorias para vivir de las mujeres».
Son solo una pequeña muestra de su cosecha. «En No habrá honras fúnebres para Oxiuro Vargas narro el estallido social que ocurre en un país ficticio de la geografía americana, aburrido de tolerar una eterna dictadura. Simboliza a los pueblos tercermundistas abocados a escoger entre el neoliberalismo tecnocrático (hambre, desempleo, existencia de ricos bien poderosos y pobres bien sometidos) o jugarse la partida por un sueño, una utopía, una quimera, casi un imposible.
«Nuevos Romeo y Julieta, por su parte, se trata de una historia de amor presentada con un pretexto narrativo poco habitual para la literatura cubana: el resurgimiento del evangelismo cristiano en la Isla, visto desde la óptica de la tolerancia hacia los creyentes en Dios, sin que la trama se convierta en un dogma religioso».
Así cohabitan en esa fábrica de mundos que es su cerebro las habilidades y enterezas para dejar una huella a posteriori. Desde un escritor «de provincia» que viaja a La Habana para entrevistarse con su agente literario y se dedica a espiar a sus vecinos de habitación en el hotel donde se aloja (La otra habitación), hasta versos que seducen por la diferencia, como: «Quizás resulte inútil recuperar los sueños, / imágenes y trinos. Quizás los olvidamos / de tanto ansiar estrellas de un incierto futuro» (Cantos por un futuro); y «El papel agujereado donde escribo mis poemas / escasamente sirve para nada o a lo sumo / como una burla contra quienes aún aguardan por las nubes» (Cuaderno de bitácora y otros olvidos).
Al tiempo que descubro esas pinceladas, él habla de otras ideas de cuentos, novelas y poesías. Me pregunto cómo imagina tan singulares universos. No por gusto este miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) ostenta en su currículo el haber sido seleccionado al premio artístico-literario Catania Duomo 1995, auspiciado por la Academia Ferdinandea de Ciencias, Letras y Artes, con sede en Italia.
Me dice que se cree olvidado porque a veces no lo invitan a leer o no es precisamente de los autores mediáticos. Le agradezco la sinceridad, pero enseguida respondo: «No se preocupe, siga fabricando mundos con esos seres de papel; los lectores agradecen. Sin dudas».

Tuneras en concurso nacional de música campesina

Las jóvenes tuneras Dalía Macayo García, Dianela Isabel Labrada Pérez, Taimara Portillo Fonseca y Yaimi Rojas Hernández representarán a la región oriental en la final del Concurso Nacional de Música Campesina Eduardo Saborit, que auspicia el programa televisivo Palmas y Cañas, cita prevista para el 20 y 21 de julio.

«Para mí es un orgullo defender nuestras tradiciones y lo más autóctono de los cubanos. El certamen le aporta mucho a mi superación, pues compartimos experiencias con otros artistas y aprendemos más sobre la tonada, la interpretación y otras aristas de lo tradicional», expresó Dianela, otrora integrante de Los Aztecas del Balcón.

Ella, sin abandonar su interés por la música mexicana, descubrió una pasión innata en el arte inspirado en la campiña y sus protagonistas. Al igual que Dalía y Yaimi, son frutos de los talleres de repentismo que impulsa la casa iberoamericana de la décima El Cucalambé, de esta ciudad.

Dalía, a pesar de ser muy joven, es toda una exponente en la conservación de la música popular tradicional de la nación. Su talento ha echado frutos en los talleres, obteniendo lauros importantes.

Actualmente Yaimi se desempeña como promotora cultural en el municipio de Jesús Menéndez. Con su quehacer también intenta preservar las tradiciones campesinas como manifestaciones que conforman la identidad cultural cubana.

Por su parte, Taimara Portillo Fonseca, desde su labor como metodóloga de Música del Centro Provincial de Casas de Cultura, enaltece su tradición familiar, en la que constan figuras como Baldomero Portillo, director del conjunto original Cucalambé, quien es su padre.

Esta joven se ha crecido no solo como intérprete, también ha desempeñado una labor encomiable siendo profesora de nuevas generaciones de talentos, a los que ha sembrado su amor por el estudio y la práctica de tópicos tradicionales como el punto cubano, patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Dalía y Daniela representarán al oriente cubano como solistas en la final del concurso, mientras que Yaimi y Taimara lo harán como tonadistas. Las cuatros son dignas de admirar por su apego y defensa a la identidad criolla. Ellas enaltecen los versos de Eduardo Saborit (músico y compositor destacado, gran defensor de la cubanía): «Quiero un sombrero de guano,/ Una bandera,/ Quiero una guayabera/ Y un son para bailar./ Yo soy guajiro y nací/ En medio de la sabana/ Y la música cubana/ Es la que me gusta a mí».

El certamen, además de honrar su legado, deviene un espacio para la promoción de cultores del punto cubano, la controversia, el repentismo, la improvisación y las tonadas. El próximo 23 de junio se elegirán en competencia a los que representarán a la región central durante la etapa final.

Prepara Las Tunas encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara

A partir del 2020 en Las Tunas se realizará un encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara, impulsado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y los cultores de esa tipología musical en el territorio, informó a 26 Digital Dayron Ferrada Zapatero, presidente de esa organización en la provincia.

«A raíz de una reunión del Consejo Nacional de la AHS, se analizaron todos los eventos del país similares por manifestación, con el fin de potenciar el más destacado en cada caso y crear otros en modalidades no tan representadas. Detrás de la medida está la situación por la que atraviesa la nación y la inherente necesidad de aprovechar mejor el presupuesto, según las potencialidades de los territorios, para generar propuestas artísticas sólidas y sostenibles.

«Allí se decidió utilizar el presupuesto que hasta este año se dedicaba a la realización del Evento Nacional de Performance e Intervenciones La Pupila Archivada para desarrollar un encuentro nacional de orquestas sinfónicas y de cámara, con características únicas en Cuba, pues existe el Festival de Música de Cámara A tempo con Caturla, en Santa Clara, pero no abarca la parte sinfónica».

Las Tunas tiene a su favor un amplio quehacer en ese sentido. «Estamos trabajando con la Orquesta de Cámara del territorio para potenciar el trabajo. Giudel Gómez, su principal impulsor, sostiene una labor consagrada encaminada a materializar ese sueño. Queremos lograr un intercambio entre las orquestas sinfónicas del país y nuestros artistas. Además, apoyan la idea los afiliados de la AHS en música de concierto, que son numerosos, y unas cuantas unidades artísticas de menor formato (Claroscuro, Excelsis, por ejemplo), con resultados».

Mientras se consolida el proyecto, los elencos tuneros se entregan día a día a la superación y en ese camino varios son los frutos cosechados. Los amantes de estas sonoridades apostamos por un futuro luminoso, que logre enfrentar las complejidades que implica sostener un encuentro de tal envergadura y donde la cultura cubana salga siempre ganando.

Esta semana en Las Tunas: Mayo Abstracto

El Taller de Arte Abstracto, en su cuarta edición, transcurrirá en Las Tunas del 21 al 24 del mes en curso.

La cita, con carácter bienal, aglutina en esta provincia a artistas de diferentes lugares de Cuba que defienden esta técnica.

Así lo destacó a 26 Digital Roberto Reyes, su principal organizador y fundador del Proyecto La Cruzada. A la vez informó que exponentes de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana se suman a los de esta tierra del oriente cubano para intercambiar y juntos encontrar nuevos caminos a la creación.

Entre los platos fuertes de las jornadas de trabajo está la inauguración de una exposición colectiva en la noche del 23 de mayo y cuenta con alrededor de 30 obras abstractas de creadores de toda Cuba. Será en la galería del Consejo Provincial de Artes Plásticas.

Una manera especial para que el público pueda constatar las diferentes maneras de lo abstracto; desde cada mirada y descubra el fascinante mundo de la forma y el color, especialmente marcados por lo interpretativo.

Igualmente, las galerías de la escuela taller de esculturas Rita Longa y el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) acogerán muestras bipersonales.

La primera de ellas dejará abierta, en la jornada inaugural, la expo de los artistas tuneros Liusan Cabrera y Henry Martínez. En la segunda quedará abierta, desde la noche del 23, la de los también tuneros Alexánder Lecusay y Eliades Ávalos.

Roberto Reyes anunció además que, durante los días del Mayo Abstracto, se impartirán tres conferencias en la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García, sede del espacio teórico de la cita.