ETAPA COLONIAL
CARACTERIZACIÓN
1823
En la zona que hoy abarca la mayor parte del municipio Manatí, en Octubre de 1823, siglo XIX, se registraron un total de 5 haciendas que pertenecían al Partido de Virama y Cabaniguán, su capitán era Vicente Salgado, la población libre entre pardos y blancos era de 32 habitantes y un total de 4 esclavos morenos, estos servían en las casas de sus dueños y en la agricultura de frutos menosres.

1846

En este año, la minería de cobre constituyó, en el territorio de Manatí, una actividad económica de importancia, pues existe una mina de este mineral, muy abundante en los terrenos aledaños al cerro y cacerio de Dumañuecos, perteneciente al Partido de Cabaniguán, jurisdicción de Las Tunas. Contaba con una fuerza de trabajo de origen chino, su mallor diferencia con la esclavitud está dad en el ínfimo salario que recibe, peropero en la práctica está sometida a una exploción similar a la de estos. la actividad mienra en Manatí no fue diduradera ya que se derrumbó la galería,  quedando atrapado en sus escombros más de 100 chinos.
 
VEA TAMBIEN
 
El Ingenio.
 
Antecedentes.
 
Acontecimientos.
 
Principales Expediciones.
  ---------------------
 
Moneda de la época.
 
 
 
1857
El 28 de Abril de 1857 se evidncia un crecimiento de la población libre y esclava en la zona de Manatí, registándose un total de 115 esclavos, dde ellos 96 varones y 19 hembras,la mayoría, están comprendidos ente los 12 y los 60 años, es decir, en a la edad de plena capacidad productiva para enfrentar el rudo trabajo. La ubicación de estos está en correspondencia directa con la disntribución jurídica de la población libre en toda la región y es relativamente equitativaexectuandola fábrica de azúcar en la que forzosamente se concentra la mayor fuerza: 44 esclavos, el resto estaba distribuido entre las 5 stancias, 8 sitios, 7 hatos, 1 caserío y una tienda mixta perteniencietes al Partido de Yrigüa, jurisdicción de Las Tunas. En esta década existen también otras asiendas como: La Bija, Santa Ursula, Malagueta, Dumañuecos, San Miguel de Manatí; en los que al parecer no cuentan con mano de obra esclava, pues no aparece contabilizado en el censo del 28 de Abril de 1858.

de estos caserío mencionados resulta de transcendental importancia el caserío de San Miguel de Manatí destacándose su pecurialidad pues fue el caserío cabecera de la zona y de tráfico y tránsito entre Tunas y el embarcadero. A pesar de ser un terreno llano, negro, bajo y húmedo, el caserío diseminados en distintas direcciones, era de alegre aspecto y poco emfermizo compuesto por 12 casas, 2 tabernas y 58 habitantes de todad edad, sexo y condición, contaba además, con una parroquia de nombre San Miguel.
Estos vecinos se dedicaban en gran parte al cultivo y corte del guano que abundaba en los contornos y que comerciaban a través del embaracadero.

De enorme importancia fue este embarcadero, situado en la bahía de Manatí a 2.5 millas del poblado y a 11.5 de Las Tunas, constituyó por mucho tiempo el fondeadero principal  del puerto y del comecio marítimo de la jurisdicción de Las Tunas, contaba con dos muelles particulares, uno de piedra y uno de madera, extrayéndose a través de ellos: tabacos, maderas, cuero, cobre, miel, cera, majugua, guano a cambio de frutos, víveres y efectos para La Habana, Nuevitas, Gibara y algún otro puerto. En mareas llenas pueden acercarse triques de 11 pies de calado.
 
 
   
 

Antigua mina de cobre.
 
 
 
 
   
 
Juego de sala.
Época Colonial